Renato Alarcón tomó protesta como dirigente estatal del PRI

Cabe señalar que Regina Vásquez Saut, continuará como secretaria general del CDE

Foto: Noreste
29 enero 2017 | 12:52 hrs | Valeria Marcial

Xalapa, Ver.- Renato Alarcón Guevara tomó protesta como dirigente estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI) de Veracruz, en calidad de “provisional”, hasta el 2018, para concluir  la dirigencia de Elizabeth Morales García.

Fue la delegada Lorena Martínez quien se encargó de entregarle el documento que lo acredita desde el 27 de enero como dirigente estatal del tricolor, firmado por el presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), Enrique Ochoa Reza.

Cabe señalar, que Regina Vásquez Saut, continuará como secretaria general del CDE, sin embargo no se presentó al evento protocolario del dirigente que sustituye a Amadeo Flores Espinosa ante su renuncia.

Con la presencia de sólo una diputada federal, la ausencia de diputados locales del tricolor, dirigentes de la CNC, CTM, ANUR, Movimiento Territorial, OMPRI, Red de Jóvenes, Alarcón Guevara en el auditorio Jesús Reyes Heroles, afirmó que el priismo “debe dejar atrás el muro de las lamentaciones”.

Es el día y el momento en que deben pensar y repensar la construcción de la unidad del partido. La importancia de cada uno de los hombres y mujeres que integran el PRI, al tiempo que le pedía a la delegada le transmitiera el agradecimiento por la confianza, y reiteró es un constructor de la unidad y se dijo militante por convicción.

En su mensaje, luego de recibir el documento que lo acredita como dirigente y levantar la mano derecha para tomar protesta, Renato Alarcón presumió que se deben tener las manos limpias para dirigir al tricolor veracruzano.

“Enfrentamos un difícil momento y debemos pensar cada uno de los pasos en el futuro. Tenemos la obligación de llevar a los mejores cuadros, pues son casi un millón de veracruzanos los que les dieron el respaldo en el pasado proceso electoral. Con manos limpias, con probidad, con las mejores propuestas y con la construcción de un futuro mejor para cada una de sus comunidades, es así como tenemos que llevar al partido en el rápido proceso”.

Dijo se debe respetar el sentir y disentir de cada militante, el PRI, pero sobre todo “que no les de pena decir que son priistas, porque somos una oferta política seria y con visión de futuro, que provoca rumbo y certidumbre, tenemos que hacer la construcción entre todos”.