!Reinventa al 69!

12 julio 2016 | 17:59 hrs | Redacción

La clásica posición del 69 permite a la pareja satisfacerse de manera oral mutuamente, pero puede resultar complicada e incómoda después de unos minutos, por ello te dejamos unas pequeñas modificaciones para que la disfrutes al máximo.

Tú abajo. En esta ocasión colócate abajo y deja que él se acomode sobre ti, poniendo sus rodillas a los lados de tu cara. Las ventajas para ti es que no tendrás que maniobrar mucho; coloca una almohada bajo tu pelvis para facilitarle a él su labor.

Tú arriba. La posición clásica te permite tener mejor control sobre su miembro y tu placer, ya que puedes mover tus caderas al ritmo que mejor te acomode.

Acostados. Acostados de lado viéndose de frente, doblen la rodilla que queda sobre la cama, usen la pierna de su pareja como almohada y comiencen su sesión. Está modificación es genial porque les permite durar más tiempo. Una de las desventajas podría ser la falta de circulación en las piernas o que alguno de los dos no se acomode.

De pie. Uno de los dos deberá acostarse con la cabeza colgando de la orilla de la cama, el otro deberá pararse con las rodillas pegadas a la cama para poder agacharse y alcanzar los genitales de su pareja y viceversa.
69