Reino Unido está en alerta ante la llegada de la tormenta ‘Brian’

La Agencia de Medioambiente del país ha lanzado un total de 42 alertas por riesgo de inundaciones

Foto: web
21 octubre 2017 | 17:16 hrs | Infobae

Reino Unido.-El Reino Unido se encuentra en alerta ante la llegada de la tormenta Brian, que azota con lluvias y fuertes vientos de hasta 112 kilómetros por hora varios puntos del país.

La Oficina de Meteorología británica (Met) ha alertado de que el temporal podría ocasionar a lo largo de la jornada cortes en la electricidad, inundaciones y alteraciones en diferentes redes de transporte.

Las duras condiciones meteorológicas comenzaron a notarse en la madrugada del sábado en la costa oeste de Irlanda, coincidiendo con el inicio de las vacaciones escolares.

La Met ha emitido una alerta “amarilla” por vientos -la tercera por orden de gravedad- en distintos puntos del Reino Unido, entre ellos Gales y el sur de Inglaterra hasta el centro del país -la zona de las Midlands- y se espera que el temporal dure hasta la media noche.

Por su parte, la Agencia de Medioambiente del país ha lanzado un total de 42 alertas por riesgo de inundaciones, así como seis advertencias para que se adopten “medidas inmediatas” por la posibilidad de lluvias.

Las autoridades también han instado a los ciudadanos a que se mantengan alejados de las zonas de costa y eviten tomar fotografías en esas áreas durante el temporal.

Ben Lukey, de la Agencia Medioambiental, señaló a los medios locales que ya hay dispuestos equipos de emergencia sobre el terreno en las zonas en alerta y que esos profesionales “están preparados para responder si fuera necesario”.

“Instamos a los ciudadanos a que permanezcan en lugares seguros y a que eviten riesgos innecesarios”, dijo.

También los servicios ferroviarios han advertido del riesgo de que la tormenta pueda afectar a la red, sobre la que se han impuesto restricciones a la velocidad en las zonas más afectadas.
“Árboles caídos y otros escombros podrían bloquear temporalmente las líneas ferroviarias y dañar los cables”, señaló un portavoz.

Por su parte, la Asociación de Redes Energéticas del país -que representa a la infraestructura energética británica- habilitó un teléfono de asesoramiento en caso de que se produzcan daños a la red local y los suministros de energía.