Regidores se niegan a aprobar estados financieros al alcalde

El Ayuntamiento posee 20 millones de pesos al cierre de enero

Aprobaron por unanimidad la propuesta del convenio de colaboración con la Universidad Veracruzana. Foto: Noreste.
22 febrero 2018 | 8:43 hrs | Isaac Carballo Paredes | Poza Rica

Poza Rica, Ver.- Con notable inconformidad del 50 por ciento de los ediles del Ayuntamiento de Poza Rica, se realizó este miércoles la tercera sesión extraordinaria de Cabildo, donde se pretendía aprobar los estados financieros correspondientes al mes de enero, sin embargo la reunión fue suspendida por más de cuatro horas debido a que los regidores se negaban a aprobar el documento, argumentando desconocimiento de las finanzas públicas y la nula comunicación que existe entre la comuna y la Comisión de Hacienda.

Además de la aprobación de los estados financieros, también se analizaría el corte de caja de los movimientos económicos y la recaudación correspondiente al mes de enero del 2018, pero aunque el orden del día no fue aprobado por seis de los 12 regidores del cabildo, el alcalde, como máxima autoridad y con voto de calidad, determinó que si había cuórum legal para analizar y aprobar los temas de la reunión.

En la sesión compareció la tesorera del Ayuntamiento, María Soledad Rivera Correa, mostró los estados financieros y el corte de caja de los movimientos correspondientes al primer mes del año. Destacó que se inició la administración con ingresos económicos percibidos por concepto de derechos de impuestos y aprovechamientos, recaudando 23 millones de pesos en ingresos propios, más aportaciones federales, entre otros, dando en conjunto un ingreso por el orden de los 44 millones de pesos.

De dicho monto, la Tesorera informó que los gastos más fuertes (más de 20 millones de pesos), que tuvo el Ayuntamiento en enero fueron en nómina sindical, nómina de confianza, prestaciones como seguro social e impuesto sobre la renta, pero también se erogaron alrededor de 4 millones de pesos en la compra de material de limpieza, combustible y papelería, por lo que en la cuenta del ayuntamiento hay en promedio 20 millones.

El regidor Víctor Sigfrido Cantú Salazar se negó a firmar el acuerdo debido a que no se contó con el tiempo necesario para analizar el informe; la edil Dulce María Carpizo Bauza destacó que el legajo no fue entregado de manera física a los regidores para su análisis y probación en sesión de cabildo, por lo que ante la dificultad de examinar detenidamente el documento de 400 hojas, que fue enviado vía correo electrónico y debido a que en las oficinas municipales las computadoras no sirven y tampoco hay servicio de internet, no fue leído.

El alcalde Francisco Javier Velázquez Vallejo dejó claro que fueron los mismos ediles quienes aprobaron que fuera la Comisión de Hacienda la responsable de revisar, observar y realizar las correcciones del citado informe, por lo que la responsabilidad plena recae en los integrantes de la citada misión.

Mencionó que en el documento no se incluyeron observaciones, ya que estas solo fueron de fondo y no de forma, es decir, errores ortográficos, pero no de tipo económico que afecten la transparencia.

Enfatizó que el documento debe ser entregado al Congreso del Estado a más tardar el 25 de este mes.

Se decidió por unanimidad la suspensión de la sesión de Cabildo, en tanto los ediles analizaban el documento presentado por la Comisión de Hacienda.

A las 14:30 horas se retomó la sesión Cabildo y se sometió a votación de los regidores la cual se aprobó con 11 votos a favor y tres abstenciones.