Red de Wifi no constituye delitos electorales en El Higo: TEV

El PRI denunció que los usuarios, seleccionaban una red e ingresaban una contraseña que, en su conjunto, integraban el nombre del entonces candidato a la Presidencia Municipal

Foto: Web
31 octubre 2017 | 22:47 hrs | Valeria Marcial

Xalapa, Ver.- Los magistrados del Tribunal Electoral de Veracruz (TEV) determinaron que no existen elementos suficientes, para acreditar la existencia de actos anticipados de precampaña y campaña a partir de la habilitación de una red Wifi, en el municipio de El Higo.

Lo anterior lo determinaron los tres árbitros al resolver el Procedimiento Especial Sancionador PES 160/2017, cuya denuncia realizó el Partido Revolucionario Institucional (PRI) toda vez que consideraron que presuntamente se utilizó recursos públicos a través de la instalación de diez antenas en distintos ejidos, para compartir Internet a través de una red Internet Wifi.

El PRI denunció que los usuarios, seleccionaban una red e ingresaban una contraseña que, en su conjunto, integraban el nombre del entonces candidato a la Presidencia Municipal por la coalición Veracruz, el cambio sigue. Con ello pretendían reclamar la existencia de presuntos actos de precampaña y campaña.

El magistrado Javier Hernández Hernández expuso que luego de analizar expediente y las pruebas, se determinó que las imágenes que presentó el promovente eran insuficientes para acreditar, por sí mismas, los hechos denunciados por su carácter de pruebas técnicas, y aclaró que su contenido visual no permite identificar plenamente los lugares en donde se dijo fueron colocadas las antenas.

Durante la Sesión de este martes, llevada a cabo este martes a las 18 horas en la Sala de Sesiones del Tribunal Electoral, los magistrados determinaron que respecto de los presuntos actos anticipados de precampaña y campaña en la habilitación de la señal compartida de Internet, el TEV no acreditó que el entonces candidato (Luis Manuel C. Contreras) o su partido político ordenaran la colocación de las antenas, y tampoco el uso del nombre como propaganda, por lo que declaró inexistentes las conductas denunciadas.