Reclusorios: bomba de tiempo

8 febrero 2018 | 18:23 hrs | Carlos Jes√ļs Rodr√≠guez

DESDE SU asunci√≥n el 9 de Diciembre de 2016 como titular de Prevenci√≥n y Reinserci√≥n Social, Ra√ļl Plat√≥n del Cueto Morales ha navegado entre yerros, corrupci√≥n, nombramientos sospechosos y fugas, como aquella ocurrida a principios de Enero del 2017 en La Toma ‚Äďapenas d√≠as despu√©s de su arribo al cargo-. Jos√© Antonio Zopiyactle, peligroso multi homicida originario de Tezonapa se escap√≥ de aquella c√°rcel, dicen que con la complacencia de las autoridades, lo que motiv√≥ la destituci√≥n del encargado de ese penal, Arnulfo Aquino S√°nchez (a) El Mudo, aunque d√≠as despu√©s, inexplicablemente, fue restituido. Cabe recordar que Aquino S√°nchez fue custodio en el centro penitenciario de Coatzacoalcos, y personal penitenciario duda mucho en torno a si pas√≥ las pruebas de confiabilidad, pero el sucesor result√≥ peor. Y es que Valent√≠n Hern√°ndez Santiago, de acuerdo a testimonios en nuestro poder firmados por familiares de reclusos, cobra elevadas cuotas a quienes purgan condena o esperan sentencia en La Toma, donde se les obliga a vender enervantes o realizar actividades infamatorias, ya que de lo contrario deber√°n pagar entre 5 y 10 mil pesos para librar esas ‚Äúobligaciones‚ÄĚ a que son sometidos. La extensa misiva que se nos ha hecho llegar ‚Äďy que, paulatinamente iremos dando a conocer- refiere que parte de las ganancias por la venta de droga, cigarros y otros productos al interior de la c√°rcel son entregadas a Ra√ļl Plat√≥n del Cueto Morales, quien el 5 de Junio de 2007 salv√≥ milagrosamente la vida en el puerto de Veracruz cuando hombres armados le dispararon. El, ahora, funcionario del Gobierno de Miguel √Āngel Yunes Linares que en aquel tiempo se desempe√Īaba como director del desaparecido penal ‚ÄúIgnacio Allende‚ÄĚ del puerto de Veracruz -donde los negocios subrepticios eran comunes-, logr√≥ salvar la vida al echarse en reversa y conducir en sentido contrario. Se dijo que los agresores de Ra√ļl Plat√≥n formaban parte de un grupo contrario al que solapaba dentro del desaparecido reclusorio‚Ķ

TAL VEZ por ello no es fortuito que el pasado 5 de este mes, familiares de internos del Reclusorio ubicado en Amatl√°n de los Reyes se manifestaran afuera de las instalaciones carcelarias para exigir que cesen las cuotas y el hostigamiento a sus parientes en prisi√≥n, ya que ning√ļn dinero les alcanza y temen que les hagan algo. Y es que en esa, como en otras c√°rceles del Estado, las presiones subieron de tono a partir de la llegada de Cueto Morales a Prevenci√≥n y Reinserci√≥n Social, una posici√≥n que nunca debi√≥ ocupar por los antecedentes que le preceden, y en el caso de Valent√≠n Hern√°ndez Santiago, el actual director de esa c√°rcel, tan solo recibe instrucciones y, por lo tanto, debe cumplir las cuotas establecidas, y aunque dicen quienes conocen los intestinos del conflicto que podr√≠a ser renunciado y acusado de abuso de autoridad, lesiones y privaci√≥n ilegal de la libertad a familiares de internos que fueron desalojados por instrucciones suyas el d√≠a que M√©xico celebraba el 101 aniversario de la promulgaci√≥n de nuestra Carta Magna (que en su Cap√≠tulo I inherente a los Derechos Humanos y Garant√≠as, inciso tres, establece que todas las autoridades en el √°mbito de su competencia, tienen la obligaci√≥n de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de conformidad con los principios de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad y, en consecuencia, el Estado deber√° prevenir, investigar, sancionar y reparar las violaciones a los derechos humanos en los t√©rminos que establezca la ley), lo m√°s seguro es que permanezca en el cargo. Hern√°ndez Santiago es denunciado por reclusos y familiares de violencia psicol√≥gica, f√≠sica y el cobro de piso dentro del mismo centro penitenciario, lo que obligar√≠a a su remoci√≥n inmediata, aunque los negocios subrepticios en ocasiones impiden la aplicaci√≥n estricta de la ley.

TAL VEZ porque no se actu√≥ a tiempo, como en este caso, actualmente 19 elementos de la llamada Fuerza Civil que encabez√≥ en el Duartazgo el teniente de infanter√≠a, Roberto Gonz√°lez Meza, se encuentran ahora procesados por desaparici√≥n forzada, algo que permiti√≥ y consinti√≥ el ex titular de Seguridad P√ļblica, Arturo Berm√ļdez Zurita, hoy coacusado de semejantes cr√≠menes de lesa humanidad junto con altos mandos de la corporaci√≥n que desde la noche del mi√©rcoles fueron internados en el penal de Pacho Viejo. Por ello, sin duda, las c√°rceles veracruzanas est√°n a punto de convertirse en un polvor√≠n debido a la acci√≥n irresponsable de mandos superiores que deben ser supervisados para eliminar todos los vicios que all√≠ se siguen incubando, aunque representen el gran negocio para unos cuantos. No hacerlo en tiempo y forma terminar√° por hacer expansiva la protesta de familiares de internos que ahora deben trabajar el doble para dotar a sus parientes y as√≠ garantizar la sobrevivencia de quienes actualmente purgan una condena o est√°n a la espera de sentencia. Y es que las c√°rceles veracruzanas, nos escriben los atribulados familiares, se est√°n convirtiendo en una universidad del crimen, ya que aunque no quieran, los reclusos son obligados a seguir delinquiendo y eso el Gobernador no debe permitirlo, sobre todo ahora que ha demostrado combatir todo aquello que ha lesionado a la sociedad de por vida, como fue la desaparici√≥n forzada cometida por desleales servidores p√ļblicos a quienes la sed de sangre parec√≠a no llenarlos.

ALGUNA VEZ en este mismo espacio criticamos el zool√≥gico que el entonces Secretario de Seguridad P√ļblica, Arturo Berm√ļdez Zurita, ten√≠a en la Academia de Polic√≠a de El Lencero, compuesto por leones, tigres, jaguares y cuatro cocodrilos, entre otros animales ex√≥ticos, y sin acusar, porque no ten√≠amos pruebas para ello, indicamos que en la Colombia de Pablo Emilio Escobar Gaviria esos animales eran usados para desaparecer a los enemigos. Y es que de acuerdo a investigaciones posteriores en aquella Naci√≥n, a los integrantes de bandas contrarias los descuartizaban y en pedacitos se los daban a comer a esas bestias para, finalmente, ser arrojado como excremento. El zool√≥gico de Berm√ļdez no ten√≠a raz√≥n de ser, aunque ahora se sabe que muchas personas desaparecidas eran llevadas a las instalaciones policiacas de El Lencero, y all√≠ se les perd√≠a el rastro. Ni acusamos ni suponemos, pero acaso la Fiscal√≠a Estatal tenga en el tema una hebra que les conduzca a la luz de muchos acontecimientos fatales ocurridos en el despreciable sexenio de Javier Duarte de Ochoa, a quien tambi√©n se le deber√≠a vincular a proceso por delitos de desaparici√≥n forzada, como titular del Ejecutivo y jefe supremo de los malos polic√≠as que ahora deber√°n enfrentar a la ley. Por lo pronto el Gobernador Yunes Linares no debe quitar la vista de los reclusorios, antes de que se conviertan en una enorme piedra en el zapato. As√≠ de simple. OPINA carjesus30@hotmail.com

*Esta es opinión personal del columnista