Recibe Congreso veto del Gobernador a Ley de Protección a los Animales

El pasado 25 de julio, con 25 votos a favor, 15 en contra, la Legislatura veracruzana aprobó la realización de espectáculos de tauromaquia

Foto: web
22 agosto 2017 | 13:41 hrs | Valeria Marcial

Xalapa, Ver.- Por correspondencia ingresó al Congreso del Estado la devolución del decreto 315 que reforma y deroga diversas disposiciones de la Ley de Protección a los Animales, es decir, el veto a esta ley que emitió el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares.

Se regresó el dictamen con observaciones a la LXIV Legislatura. El documento fue turnado este martes en sesión de la Diputación Permanente, la presidenta de la mesa directiva María Elisa Manterola Sainz expuso que será la Junta de Coordinación Política (Jucopo) quien determine en sesión  subsecuente cuando se discutirá nuevamente esta ley.

Lo anterior en cumplimiento al artículo 36 de la Constitución Política del Estado y el 50 de la Ley Orgánica del Poder Legislativo. Yunes Linares podrá conocer con anticipación de las modificaciones de ley para que diserte sobre las observaciones enviadas por el Ejecutivo estatal al Congreso.

El pasado 25 de julio, con 25 votos a favor, 15 en contra, la Legislatura veracruzana aprobó la realización de espectáculos de tauromaquia, capea de toros, novillos y vaquillas y también el casteo de aves de combate, faenas camperas, las carreras de caballos, actividades relacionadas con el deporte de la charrería, jaripeos, Granjas Cinegéticas, Unidades de Manejo Ambiental (UMAS).

El 12 de agosto, en uso de sus facultades para que la promulgara o formulara observaciones a la misma, Yunes Linares señaló que más allá de las tradiciones está el respeto a los animales, el respeto a la naturaleza, al entorno ecológico del cual los animales forman parte sustantiva.

“Yo considero que entre todos los valores que están en juego hay un valor superior en este momento, y así lo señalan muchos sectores de la sociedad: El valor de eliminar la violencia de la vida de Veracruz, de la vida cotidiana de Veracruz; la violencia en todas sus expresiones, fundamentalmente la violencia en contra de las personas”.

Reconoció Veracruz vive un momento difícil en materia de seguridad, por lo que se dijo obligado a hacer todos los esfuerzos, para que en Veracruz ya no se viva más una circunstancia de violencia.

Toda vez que, si la violencia se expresa cotidianamente en las diversiones, en las tradiciones, esa violencia, de alguna manera permea también en la conciencia social y se vuelve una práctica razonable.