Real Madrid vs Barcelona, el clásico que paraliza al mundo

Se disputará este sábado 23 de diciembre en punto de las 06:00 horas (horario de México)

Foto: Web
22 diciembre 2017 | 21:28 hrs | Marca

España.- Un Clásico por todo lo alto para despedir el año. Madrid y Barça se ven las caras por tercera vez en la temporada. Y lo hacen presumiendo de vivir un gran momento. Cada uno con sus argumentos, la realidad es que ambos están subidos en la cresta de la ola. No va más para toda una final por la Liga: El Madrid, para no despedirse de ella (está a 11 puntos de los azulgrana, aunque con un partido menos). El Barça, para eliminar casi definitivamente a su mayor rival por el título.

El Real Madrid se presenta al Clásico con sus históricos cinco títulos de 2017 como aval. De hecho, el último de ellos, el Mundial de clubes, lo ofrecerá a sus aficionados antes del encuentro. No habrá pasillo, pero sí una pequeña fiesta en honor de los campeones del mundo. Los hombres de Zidane también llegan fortalecidos porque uno de esos cinco títulos lo logró en agosto ante el Barcelona. Fue la Supercopa de España y los blancos se mostraron muy superiores a los azulgrana, ganando con autoridad tanto en la ida del Camp Nou (1-3) como en la vuelta (2-0).

El Madrid no ha perdonado ninguno de los títulos que se jugaba en el comienzo de esta temporada, pero sí ha flaquedado en Liga, donde le han costado caro sus tropiezos, hasta el punto de presentarse al primer Clásico liguero en una situación límite. “Estamos obligados a ganar”, reconoció Sergio Ramos.

Foto: Web

El Barcelona acude al Bernabéu con el indudable objetivo de dar un golpe definitivo a su gran rival. A pesar de las declaraciones públicas de los azulgranas en las que aseguran que nada hay decidido porque queda todavía mucha Liga, por dentro todos saben que 14 puntos sería una barrera insalvable para el Madrid, incluso con un partido menos disputado. Y así lo han hablado en el vestuario azulgrana.

El equipo de Valverde llega con un moderado optimismo fruto del buen momento del equipo. Desde la dos dolorosas derrotas que encajó precisamente frente a los blancos en Supercopa, la trayectoria del conjunto azulgrana se puede calificar de espectacular. Ha encadenado 24 partidos seguidos sin perder y lidera la tabla cómodamente.

La mano del nuevo técnico se ha notado. Sin hacer ruido ha trabajado aspectos determinantes tanto a nivel deportivo como mental. En los futbolístico, ha recuperado la presión en campo contrario que en los últimos años no estaba funcionando bien. Ha juntado las líneas y el resultado es una excelente presión que ha provocado que el Barcelona sea el equipo menos goleado de la Liga. Bueno, una excelente defensa y la mejor versión de Ter Stegen, excepcional en lo que llevamos de temporada.

El trabajo ofensivo no ha sido necesario. De eso se encarga Leo, plenamente consciente de que esta temporada sin Neymar, él tenía que tirar del carro. Y, sobre todo, al principio porque en las primeras semanas la aportación de Luis Suárez fue mínima.

Foto: Web