Reactivación ¡Bah!

30 marzo 2016 | 14:56 hrs |

Por Mario Noriega Villanueva

Creer que José Antonio González Anaya, director general de Petróleos Mexicanos, si es que no se da una nueva visita a esta ciudad, del presidente Enrique Peña Nieto, vendrá para convertirse en el benefactor de Poza Rica y la región, no es solo una “esperanza fallida”, sino definitivamente ver que a los pozarricenses les gusta que les jueguen el dedo en la boca como ha venido sucediendo desde hace ya varios años, con las promesas de que Pemex Empresa Productiva del Estado (PEPE) se va a reactivar. Y no llegan los recursos.

El anuncio para nuevas inversiones que reactivarían la industria petrolera, supuestamente lo vendrá a dar el mandatario nacional “en unas semanas más”, posiblemente el engaño llegue a poco antes del cinco de junio, o de plano después, dependiendo cómo le vaya al partido oficial. Y les vamos a decir porqué González Anaya, vendría a cualquier otra cosa, menos a hacer anuncios para reactivar la economía. Sencillamente porque siendo monigote como el mandamás mexicano, de quien quiere ser el único ganador de la venta total de PEPE  –recuérdese que fue en su sexenio lleno de sangre, aniquilamiento del sindicalismo, y facilitador de la entrega de los recursos naturales más importantes que México poseía–, llegó a la dirección con la consigna de continuar con la desaparición del Sindicato Petrolero que no pudo concretar durante su mandato 1988-1994. ¿Ya saben de quién hablamos, verdad?

Dicen que “al perro más flaco –disculpen la comparación–, se le van todas las pulgas” y desde aquel infausto1991, del demoledor mandarriazo al STPRM (bueno una R más luego de la S entonces, porque era Revolucionario, pero que esa letra sí desapareció para no volver al sindicato petrolero), como también lo sufriera el SNTE del maestro Carlos Jonguitud Barrios, hasta la fecha. Si llegara a venir, será el ave de malagüero que vendrá a festinar el colofón de la actividad petrolera en esta región. No se concibe cómo quien llega con la espada desenvainada a hacer añicos al sindicato, venga ahora a devolverle un poco de la fuerza de aquellas épocas del quinismo.

El promotor principal de estas “buenas” noticias a los empresarios, ha estado ya aquí en dos ocasiones en menos de quince días, pero no quiere soltar la sopa, porque los tiempos electorales así lo obligan tanto o más que el respeto a las jerarquías y según él, el anuncio –nada más el anuncio no a iniciar  la   reactivación–, del que Pepe Yunes, habla al oído a los empresarios, solo con  la intención de retornar votos para el tricolor, como lo volvió a hacer anteayer, pero lo vendrá a hacer personalmente el presidente Enrique Peña Nieto. Pero el engaño –ojalá y nos hicieran tragar nuestras palabras. De veras que lo deseamos–, se mantendrá en esta época electoral y hasta después del 5 de junio.

Y como decimos, queremos equivocarnos, pero “con tantos y tan seguidos fuetazos al jumento´–, ya la población está escamada, sin creer, desesperanzada, frustrada y lo que más duele, acostumbrada a mantener siempre gacha la cerviz  como el pollito para no decir “ni pío” así haya acciones de grave afrenta contra la población en general, por yerros y ambición; corrupción y prepotencia; inseguridad e impunidad. No se vale.

 

Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmail.com