Quimio terapias y medicinas falsas, crimen de lesa humanidad

17 enero 2017 | 20:54 hrs |

Quimio terapias y medicinas falsas, crimen de lesa humanidad

La insoslayable brevedad

Javier Roldán Dávila

Un crimen de lesa humanidad es imprescriptible…e imperdonable que no se castigue

Los señalamientos sobre la utilización de medicinas y quimio terapias falsas, además de pruebas de VIH igual de chafas, provienen desde el año de 2010, un reportaje del sitio web ejecentral.com.mx, publicado el nueve de diciembre de 2016 señala:

“Fue el 14 de junio de 2010, a finales de la gubernatura de Fidel Herrera, cuando una enfermera denunció a sus superiores “impurezas” dentro de un frasco de Avastin, tratamiento aplicado a los enfermos de cáncer de mama. El medicamento iba a ser utilizado para una de las pacientes del Centro Estatal de Cancerología (…) Debido al señalamiento, la familia de la hospitalizada se rehusó a que utilizaran el Avastin (BEVACIZUMAB) de 400 miligramos, con el número de lote B3386B018 (caja) y B33868 (contenedor), con la mujer beneficiaria del programa Seguro de Gastos Catastróficos del Seguro Popular y que había proveído la empresa Especialidades Médicas del Sureste S.A. de C.V. Pasó un mes. Fue hasta el 14 de julio que se solicitó un análisis del fármaco a Grupo Roche Syntex de México, S.A. de C.V., empresa que posee la patente del Avastin. La farmacéutica respondió hasta el 20 de octubre, especificando que la composición del empaque no correspondía “a un producto original Roche”.

Lo que siguió después es que no hubo denuncia, la empresa proveedora siguió surtiendo al gobierno del estado y es ahora con la nueva administración, que parece tomar forma una acusación penal contra los responsables.

No vendría mal que este artero atentado fuera definido como un crimen de lesa humanidad, aquellos, de acuerdo a la Corte Penal Internacional, que son tipificados como exterminio, esclavitud, deportación forzosa, tortura, violación, prostitución, desaparición forzada (…) “u otro acto inhumano de carácter similar que cause intencionalmente grandes sufrimientos o atenten gravemente contra la integridad física o la salud mental o física cuando se cometa como parte de un ataque generalizado o sistemático contra una población civil y con conocimiento de dicho ataque.”

Durante seis años, al menos, lo comentado fue un ataque generalizado contra la salud física y mental de miles de ciudadanos, además, se tenía conocimiento de ello. Así o más clarito.

Por cierto, les recordamos a los que estén implicado que: “Los crímenes contra la humanidad tienen la especial característica de ser imprescriptibles, es decir que pueden ser perseguidos en todo tiempo”.