¿Quieres más creatividad?, estudio revela que beber cerveza es la solución

Investigadores del Departamento de Psicología de la Universidad de Graz en Austria analicen a fondo la siguiente cuestión: ¿Beber mejora la creatividad?

Foto: web
3 noviembre 2017 | 11:33 hrs | Infobae

¿Demasiado bueno para ser verdad o será el secreto para crear una obra maestra?

F. Scott Fitzgerald, Ernest Hemingway, Tennessee Williams, Dorothy Parker, Sinclair Lewis, John Cheever. ¿Por qué la mayoría de las mentes creativas más grandes de la historia son también los bebedores más prolíficos? Las evidencias anecdóticas abundan: grandes escritores disfrutan tomando alcohol y muchas obras de arte magnas en la historia han surgido de mentes que a menudo estaban envueltas en las brumas etílicas del alcohol.

Este aparente acertijo ha provocado que los investigadores del Departamento de Psicología de la Universidad de Graz en Austria analicen a fondo la siguiente cuestión: ¿Beber mejora la creatividad?

Su respuesta es ésta: Sí. Pero espera, con moderación.

En un artículo publicado en internet el mes pasado en el diario Consciousness and Cognition, un grupo de investigadores austriacos explicó que beber una cantidad baja de alcohol mejora el pensamiento creativo y las habilidades para resolver problemas.

En el estudio austriaco se dividieron 70 participantes en dos grupos. A la mitad se le ofreció una cerveza con 5.2 por ciento de alcohol por volumen, mientras que a la otra mitad se le dio una cerveza sin contenido alcohólico; ningún grupo sabía lo que estaban bebiendo. Entonces se evaluó el funcionamiento ejecutivo y el pensamiento creativo de los participantes antes y después del consumo de las bebidas.

La conclusión: “El consumo de una dosis baja de alcohol tiende a perjudicar el control ejecutivo, pero facilita la resolución creativa de problemas”.

Los investigadores llegaron a esta conclusión principalmente porque la habilidad de los participantes para concluir una prueba llamada Análisis de Asociaciones Remotas mejoró. En la prueba RAT, se presentaron tres palabras sin relación (por ejemplo: “cottage”, “azul”, y “pastel”) a cada participante y se les pidió que propusieran una palabra solución que indicara una conexión inesperada entre las tres palabras. Para todos los sobrios que estén leyendo, la respuesta es que todas las palabras pueden asociarse con el queso: queso cottage, queso azul y pastel de queso. (¿Lo entiendes?) Se cree que esta prueba analiza la “perspectiva para la resolución de problemas”, la cual se piensa es esencial para la creatividad. De hecho, los participantes que bebieron la cerveza con alcohol obtuvieron mejores resultados en la prueba RAT que sus compañeros sobrios.

Pero, aquí está la trampa: el estudio descubrió el efecto positivo en la creatividad sólo cuando los participantes ingerían cantidades muy modestas de alcohol. De hecho, los investigadores señalan que los resultados de este estudio no deben “generalizarse”; en otras palabras, la frase “entre más, mejor” no aplica en este caso. Los participantes que consiguieron mayores puntajes de creatividad tenían una concentración de alcohol en la sangre de sólo un .03 por ciento, el equivalente a beber una copa de vino o menos de un litro de cerveza para los hombres y la mitad de esa cantidad para las mujeres. Además, tomando en cuenta el grupo reducido de participantes, es posible que sea necesario realizar más investigaciones para establecer mejor esta conexión.

Entonces, ¿por qué los borrachos de la talla de F. Scott Fitzgerald —quien murió a la edad de 44 luego de años de intenso alcoholismo— son tan creativos?

Probablemente porque son genios. El resto de nosotros debemos conformarnos con la copa de vino o el tarro de cerveza si queremos obtener los beneficios del alcohol para nuestra creatividad.