¿Que se va Ochoa Reza?

30 enero 2017 | 22:08 hrs | Carlos Jesús Rodríguez

POR SI ACASO…

AHORA QUE, finalmente, se realizó el cambio de dirigente Estatal del PRI, y que Renato Alarcón Guevara tendrá a su cargo la selección y promoción de abanderados de su partido a las 212 alcaldías veracruzanas, versiones encontradas al interior del Comité Ejecutivo Nacional aseguran que a finales de Febrero o principios de Marzo, el Presidente Enrique Peña Nieto extenderá una nueva “invitación” a Enrique Ochoa Reza para que se reintegre al gabinete o, incluso, ocupe un puesto como diplomático en la Secretaría de Relaciones Exteriores que ahora lidera Luis Videgaray Casso que fue, realmente, quien lo impuso al frente del ex poderoso instituto político que agoniza debido a los yerros cometidos desde Los Pinos en perjuicio de los gobernados, entre otros los gasolinazos y la corrupción de los ex gobernadores que alguna vez fueron calificados por el mandatario nacional como “el nuevo PRI”.

Y ES que Ochoa Reza, comentan en el edificio de Insurgentes norte 59, ha dejado mucho que desear, a tal grado que algunos ya prevén derrotas contundentes en las elecciones del 4 de Junio próximo en el Estado de México, Nayarit y Coahuila, antesalas de lo que será la elección presidencial del 2018 pero, también, la renovación del Congreso de la Unión –Cámaras Alta y Baja-, de la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, y en Veracruz de la Gubernatura y 50 diputaciones locales. Lo que suceda en esa fecha podría significar la sepultura del “tricolor” o un tanque de oxígeno que le permita soñar con retener la Presidencia de la República los próximos seis años, algo que se antoja complicado aun cuando el PAN-PRD no concreten una alianza rumbo a ese proceso.

EN VERACRUZ, por lo pronto, ambos institutos volvieron a jurarse amor eterno, lo que no ocurrió en los Estados de México y Coahuila, y aunque al PRD sólo le permitirá el PAN poner candidatos en 70 municipios del Estado por supuesto los más pequeños y pobres, el “Sol Azteca” se conforma con lo que le den, pues sabe que contender sin alianza los llevaría al cuarto o quinto sitio tomando en consideración la escasa votación obtenida en la pasada elección de Gobernador que los transfirió del tercero al cuarto lugar, colocándose en segundo el Movimiento de Regeneración Nacional que, según auguran en la capital del País, podría quedarse con alrededor de cien alcaldías.

ES POR ello, tal vez, que en círculos políticos de la ciudad de México ya se busca reemplazo para Ochoa Reza, y entre estos se encuentra el ex Gobernador de Querétaro y actual Secretario de Agricultura, Ganadería, Recursos Naturales y Pesca, José Calzada Rovirosa, a quien se mencionó insistentemente cuando ocurrió el reemplazo de Manlio Fabio Beltrones que decidió renunciar por pundonor tras la elección de 2016 que no le fue favorable al “tricolor” al perder varios Estados, entre otros Veracruz considerado por analistas como una importante “joya de la corona”.

OCHOA REZA fue una improvisación del Presidente Enrique Peña Nieto cuando las cosas parecían beneficiar al, entonces, Secretario de Hacienda, Luis Videgaray como el virtual candidato a la Presidencia, pero los escenarios cambiaron: Videgaray debió salir del gabinete tras el “yerro” de haber invitado a Donald Trump a México siendo abanderado a la Presidencia de los Estados Unidos, pero el triunfo de este le volvió a dar un respiro y, por consiguiente se le ungió como titular de Relaciones Exteriores suponiendo el jefe del Ejecutivo nacional que sería un buen jinete para dominar a la bestia.

PERO EL CONTEXTO no resultó como estaba planeado, y es que en la primera visita de Videgaray a los Estados Unidos encabezando la negociación de funcionarios mexicanos para reiniciar actividades comerciales con el país vecino, fueron recibidos con un deshonroso “tuitazo” de Trump en el que cancelaba la reunión agendada para mañana martes con el Presidente de México, Enrique Peña Nieto si no se sometía a sus caprichos de pagar el muro fronterizo que pretende en la frontera sur de EEUU, lo que puso en evidencia los “amarres” que presumía el canciller que “llegó a aprender”.

DESCARTADO VIDEGARAY como canal de negociación y más aceptado Idelfonso Guajardo Villareal, actual Secretario de Economía, para el primero comienza a desdibujarse la posibilidad de ser candidato del PRI a la Presidencia, en tanto el segundo parecería agigantarse, y en ese sentido, el Presidente Enrique Peña Nieto necesitaría un nuevo dirigente nacional priista que, en este caso, sería un experimentado personaje como Calzada Rovirosa quien le haría la chamba al chaparrito que, entre otras cosas, ya fue en dos ocasiones diputado Federal.

GUAJARDO VILLARREAL, un personaje serio y sin cola aparente que le pisen, es licenciado en Economía por la Universidad Autónoma de Nuevo León, cuenta con maestría en Economía por la Universidad Estatal de Arizona y tiene estudios doctorales en Finanzas Públicas y Economía por la Universidad de Pensilvania. Se ha desempeñado como director de Finanzas Públicas en la antigua Secretaría de Programación y Presupuesto en 1984 y, posteriormente ocupó cargos en las secretarías de Relaciones Exteriores, Turismo y Comercio y Fomento Industrial. También ha sido asesor de la campaña presidencial del candidato del PRI, Francisco Labastida Ochoa, y al término de su primer periodo como diputado, el gobernador de Nuevo León, José Natividad González Parás lo nombró Jefe de la Oficina Ejecutiva, permaneciendo en dicho cargo hasta 2006, año en que fue electo diputado al Congreso de Nuevo León, y en 2009 fue designado por segunda ocasión diputado federal, siendo nombrado Presidente de la Comisión de Economía, e integrante de la de Hacienda y Crédito Público.

EN 2012, Enrique Peña Nieto lo nombro vicecoordinador de política económica de su equipo de transición al ser declarado presidente electo, y el 30 de Noviembre del mismo año fue designado titular de la Secretaría de Economía. En fin, una trayectoria que comienza a impulsarlo rumbo a la grande ante tantísimos “tatemados”, hombres implicados en corrupción o autores de políticas lesivas como “el gasolinazo”. Al tiempo. Opina carjesus30@hotmail.com

*Esta es opinión personal del columista