Qué ocasiona que la vagina se afloje y cómo evitarlo

Es un mito de larga data: que demasiado sexo puede estirar o aflojar la vagina de forma permanente

Foto: Web.
13 marzo 2019 | 20:29 hrs | Agencias | Ellas

México.- Durante años esta ha sido una de las dudas más frecuentes en mujeres. Entre los factores a los que se le atribuye que la vagina pierda su forma está el sexo, pero hoy venimos a desmentir ese mito y a decirte quienes son los culpables de que tu zona íntima pierda su fuerza.

Comenzaremos diciendo que aunque el sexo puede llevar a una serie de problemas de salud, como infecciones del tracto urinario e infecciones de transmisión sexual (ITS), es un mito de larga data: que demasiado sexo puede estirar o aflojar la vagina de forma permanente.

Foto: Web.

Eso se debe a que la vagina está compuesta por tejido elástico que se puede estirar al tiempo que conserva su forma original, según Mary Jane Minkin, MD, profesora clínica de obstetricia y ginecología en la Universidad de Yale.

EL SEXO PUEDE ESTIRAR LA VAGINA, PERO SOLO TEMPORALMENTE

Aunque la vagina puede estirarse durante el sexo para adaptarse al tamaño y la forma de lo que esté dentro (como un pene o un juguete sexual), no retendrá ese tamaño. Después del sexo, los músculos vaginales se contraen y la vagina vuelve a su tamaño original.

El único momento durante el sexo en el que la apertura vaginal puede parecer más grande y mantenerse así es cuando una persona comienza a tener relaciones sexuales por primera vez , dijo a la revista Health la ginecóloga Alyssa Dweck, MD, MD.

Esto se debe a que antes de que una persona tenga relaciones sexuales, su abertura vaginal está cubierta por una membrana delgada llamada himen.

Foto: Web.

El himen se rompe naturalmente una vez que la vagina es penetrada (también puede romperse con tampones o practicando deportes), lo que facilita la entrada de un pene u otro objeto en la vagina.

Sin embargo, eso no significa que el canal vaginal sea más grande o más flojo de lo que era antes de que se rompiera el himen.

“Si el sexo vaginal se siente doloroso, eso no significa que la vagina se esté estirando demasiado o de una forma poco natural”, dijo Minkin.

Por lo general, este dolor se debe a la falta de lubricación vaginal, que puede solucionarse con el juego previo o el uso de un lubricante comprado en la tienda.

EL PARTO Y EL ENVEJECIMIENTO SÍ AFLOJAN LA VAGINA

La vagina puede estirarse permanentemente en dos casos no relacionados con el sexo: durante el parto y como resultado natural del envejecimiento.

De acuerdo con Minkin, durante el parto vaginal, la cabeza de un bebé presiona contra el piso vaginal y puede hacer que el área se estire permanentemente.

Ella dijo que los ejercicios de Kegel, donde una persona se contrae y libera los músculos en sus áreas vaginal y rectal, pueden ayudar a tonificar y volver a apretar una vagina floja si se realiza con regularidad.

“Si eso no funciona para endurecer las cosas, siempre podemos hacer una reparación quirúrgica [para tensar los músculos vaginales]”, dijo.

Además, el proceso natural de envejecimiento puede hacer que la vagina se seque y pierda su elasticidad. Según Minkin, este cambio se produce después de la menopausia.

Hay una manera de ayudar a prevenir este tipo de estiramientos.

“Animamos a las mujeres a hidratar sus vaginas, al igual que usarían un humectante facial”, dijo Minkin.

Ella sugirió usar Replens, un tipo de gel de hidratación vaginal, dos o tres veces por semana si alguien está tratando con una vagina seca durante la menopausia.