¿Qué hay detrás de la presunta salida de Interjet de Veracruz?

19 octubre 2017 | 22:57 hrs | Javier Roldán Dávila

La lógica del capitalista es sencilla: si hay inseguridad…invierte en funerarias

Hace unos días la aerolínea Interjet, propiedad de la familia Alemán, anunció que dejaría de volar al aeropuerto de Minatitlán a partir del 30 de octubre, lo que provocó en seguida una serie de comentarios periodísticos, en el sentido de que la decisión era atribuible a la inseguridad que prevalece en el sur de Veracruz y la consiguiente disminución de viajeros.

La reacción del gobierno del estado giró en el sentido de que buscarían a los directivos de la empresa, para tratar de convencerlos de que con la pretendía reactivación de la región, que entró en el régimen de Zona Económica Especial, los vuelos serán rentables de nuevo.

Sin embargo, la situación parecería dar un vuelco, pues el gobernador Yunes declaró que habló con Miguel Alemán Velasco quien le solicitó lo siguiente: “Me manifestó que él comparte la preocupación y que quiere que se resuelva, y para ello me pidió intervenir ante el Presidente de la República y ante el secretario de comunicaciones para que se le permita a la empresa tener más momentos de despegue desde el aeropuerto de la Ciudad de México, me comprometí, hare la gestión y espero que sea exitosa.”

En esta circunstancia, las razones de Interjet serían que no tiene suficientes ‘slots’ en el aeropuerto internacional de la CDMX y por lo tanto, habría decidido priorizar vuelos a otros destinos más solicitados.

Considerando esta premisa, la inseguridad no es la razón de fondo, como si lo puede ser la crisis económica de las zonas petroleras, porque de ser el primer supuesto, simplemente ninguna empresa de transporte haría operaciones en la región…ni en Acapulco, ni en Reynosa, ni en Tepic, ni en un sinnúmero de ciudades azotadas por la violencia.

El problema no es la inseguridad…son las ganancias.