Que gane la democracia

29 mayo 2017 | 10:47 hrs | Ángel Álvaro Peña

La proximidad de las elecciones del 4 de junio, crea un ambiente social que rebasa el ámbito político y la competitividad de la oposición en los resultados anuncia una gran participación ciudadana en las urnas.

Seguramente serán elecciones que dejarán un gran aprendizaje en la clase política pero también en la forma de pensar de los mexicanos y en su conciencia crítica.

Así, a una semana de las elecciones el panorama parece sólo interesar a dos partidos políticos en el Estado de México, el PRI y Morena. Los demás, no carecen de presencia pero pierden sus espacios tradicionales en ese estado.

El PAN es, desde ahora el gran perdedor. Desde la tarde del sábado 27 se creó una gran expectación ante el anuncio de una sorpresiva conferencia de prensa conjunta entre Josefina Vázquez Mota y Ricardo Anaya, que se realizaría este domingo al medio día. Se pensaba que se trataba de una declinación a favor del PRI, otros que para el PRD y los menos afirmaban que podría tratarse de una declinación destinada a Morena.

Todos hablaban de declinación y en realidad fue una rueda de prensa insustancial, sólo para atraer simpatizantes, espacios en los medios y reflectores en la campaña.

En cuanto a Juan Zepeda, candidato del PRD a la gubernatura del EdoMex, al perder gana porque su destino es, algunos dicen que está concertado hasta con Peña Nieto, la dirigencia nacional de su partido. De ahí, tendrá que escoger entre un par de caminos trascendentes, ir sólo a la candidatura por la Presidencia de la República por el PRD en 2018, y deshacer el frente de izquierda alrededor de Andrés Manuel López Obrador, o unirse a la alianza de partidos progresistas y declinar su postulación en nombre de otro. Pero seguiría como líder nacional del PRD, lo cual podrá llevarlo a nuevas aventuras políticas.

El sábado 27, precisamente el día en que el PAN convocó a esa fallida conferencia de prensa, militantes del PRD de Naucalpan, manifestaron públicamente su apoyo a la candidata de Morena, Delfina Gómez e hicieron un llamado a sus correligionarios y ciudadanos a votar por la maestra.

Nezahualcóyotl, bastión perredista, pareciera inclinarse ahora por la maestra Delfina Gómez en su intención del voto.

En cuanto al PRI, que actualmente tiene en sus manos 83 de los 125 municipios de la entidad, pareciera no tener el triunfo asegurado. Los malos gobiernos de las últimas administraciones dispararon la delincuencia en la entidad hasta límites desproporcionados, donde no hubo un solo mexiquense que no se viera afectado, directa o indirectamente por la delincuencia que en muchos casos actuaba en combinación con las corporaciones policiacas de su municipio o del estado.

Hubo un sinnúmero de ocasiones en las que los policías en funciones, en sus ratos libres se dedicaban a delinquir con la certeza de que su actividad quedaría impune.

La impartición y procuración de justicia, que es la parte sensible y responsable del delito, nunca actuó en el estado de México de acuerdo con su responsabilidad y su compromiso histórico, ningún caso se resolvió de manera satisfactoria, a pesar de que los delitos se multiplicaban y tenían a los culpables identificados y con pruebas, no se actuaba en consecuencia. Es decir, la inseguridad y su secuela de injusticias fueron parte importante de que el PRI ahora tema perder un bastión electoral que le servía de termómetro para conocer los porcentajes de la victoria presidencial de un año después.

Ahora, el simple hecho de que siga siendo un laboratorio electoral queda en duda. La correlación de fuerzas partidistas ha cambiado en el Estado de México debido a que Morena, a sólo cuatro años de su nacimiento, puede ganar la gubernatura, con una candidata cuya única experiencia es la de haber gobernado Texcoco.

Morena tiene en estas elecciones un par de entidades en disputa electoral con declinación del PT a su favor: Coahuila y el Estado de México.

Aquí al Partido del Trabajo ya no le importa perder el registro en alguno de los estados, sabe que podrá fusionarse con Morena para 2018, y que esta fuerza unida puede arrojar efectos en cascada junto con otras organizaciones progresistas sean partidos políticos o asociaciones o agrupaciones gremiales o asociaciones civiles.

Lo que se espera de esta contienda es limpieza de parte de los funcionarios de casilla, de los representantes de partidos y de la propia autoridad electoral, que anunció que no echaría a andar el mecanismo de información “PREP- Casilla”, el Instituto Electoral del Estado de México nunca ofreció una argumentación convincente acerca de dicha cancelación.

Esta sorpresiva decisión deja mucho que desear y coloca focos rojos en la elección del próximo domingo, cuando haya que defender el voto con algo más que razones legales.

De hecho, el presidente del PAN, Ricardo Anaya, y la candidata a la gubernatura Josefina Vázquez Mota, ratificaron que, a una semana de la jornada para elegir gobernador, está en marcha una “elección de Estado” y parte de ella es el “uso faccioso” que se hizo de la PGR para implicar a la familia de Vázquez Mota en falsas conductas criminales.

Por su lado, el líder de Morena en la Ciudad de México, Martí Batres, manifestó que la negativa del candidato del sol azteca a declinar a favor de Delfina Gómez, es muestra de que ya pactó con el Partido Revolucionario Institucional y su candidato Alfredo del Mazo.

El 4 de junio el gobierno federal tiene un gran reto, así como el PRI, Morena, el PAN y el PRD. De su jornada, de los resultados y de sus consecuencias deberá aprenderse mucho, pero sobre todo de los errores en los que todos los involucrados incurran. Habrá errores voluntarios e involuntarios. Omisiones programadas y sorpresivas, intencionales y accidentales.

Pero lo cierto es que habrá que tener presente que debe darse una lectura a unas elecciones que seguramente harán historia en la vida política y social de México. Habrá ganadores impugnados y perdedores inconformes, como siempre. De ahora en adelante habrá que luchar desde la sociedad para que el perdedor celebre reconociendo al triunfador, y éste celebre el triunfo de la democracia. PEGA Y CORRE.- El helicóptero que transportaba al vocero y dirigente del Partido Verde Ecologista en Veracruz, Marcelo Ruiz, se desplomó camino al Municipio de Chiconquiaco. El auxiliar de Ruiz, Juan Domínguez, está herido de gravedad; el capitán de la aeronave, de apellido Torres, se encuentra también lesionado y Marcelo Ruiz sólo sufrió golpes, desde esta columna, le deseamos pronta recuperación… Esta columna se publica los lunes, miércoles y viernes.

Dudas y comentarios, escríbenos a:

angelalvarop@hotmail.com
Twitter @politicosad 

*Esta es opinión personal del columnista