Que el hueco financiero es por la nómina

8 noviembre 2016 | 20:56 hrs |

Místicos y Terrenales
• Ayuntamientos, al pie del abismo
• Que el hueco financiero es por la nómina
• Clementina Guerrero, al gabinete

Marco Antonio Aguirre Rodríguez

La situación que viven los ayuntamientos del estado, es más que complicada, porque el gobierno del estado, ya con Flavino Ríos, se gastó lo de sus participaciones en otras cosas, pensando que los presidentes municipales iban a aguantar, tal como lo habían hecho antes.
Pero ahora la situación es tan critica, que este 8 de noviembre 36 ayuntamientos habían cerrado sus puertas por incapacidad para dar servicios.
Algo nunca visto en la historia del país.
En este caso es notable la coincidencia que existe en los dos grupos de presidentes municipales que están actuando para que se hagan los pagos.
Américo Zúñiga, presidente de la Federación Nacional de Municipios de México (FENAMM) apuntó: “Si la Secretaría de Hacienda y Crédito Público entrega las participaciones federales de manera directa… o si se eroga un peso para la situación económica que viven los municipios veracruzanos, este peso debe ser para los 212 ayuntamientos”.
Rechazó que las gestiones que están realizando en la ciudad de México sean para beneficiar sólo a los ayuntamientos de su agrupación. El reclamo, puntualizó, “nunca ha sido de índole partidista; desde el principio planteamos un movimiento municipalista, más allá de filiaciones partidistas, para solucionar el problema que enfrentamos todos los ayuntamientos veracruzanos”.
Por su parte Miguel Ángel Yunes Márquez, también pidió que se haga el pago o que se den los apoyos para todos los ayuntamientos del estado, pero en cambio reclamó que el gobierno federal vaya a apoyar sólo a los que fueron a la Ciudad de México.
Ambos munícipes tienen razón en reclamar que los recursos que lleguen sean para todos los ayuntamientos, porque en algunos la situación es tan difícil que no tienen ni para moverse, y por eso ni siquiera participan en los reclamos, en cualquiera de los dos grupos.
En las participaciones, no sólo hay retraso, si no que a muchos ayuntamientos les escamotearon las mismas, haciéndoles depósitos de los recursos, para que los devolvieran de forma inmediata, a alguna de esas múltiples cuentas fantasma.
¿Qué tan culpables son los presidentes municipales por la situación que se vive hoy?.
Cuenta una historia que hubo alcaldes a los que les retenían los recursos y a cambio les daban cantidades en efectivo, fuera de cualquier contabilidad. ¿Leyenda generada al calor de los conflictos que hoy se viven?. ¡No!. Ya existía desde antes.
La crisis económica del estado de Veracruz ha sido visible desde hacer por lo menos 3 años, cuando se evidenció que la administración de Javier Duarte no estaba haciendo ninguna obra pública.
La insolvencia de los ayuntamientos comenzó a visualizarse cuando comenzaron a pedir permiso para contraer más y más deuda, llevados por el ejemplo de la administración estatal, pero también por la necesidad de solventar sus acciones ante la escasez de los recursos públicos.
Hoy la deuda de los municipios de Veracruz alcanza la cantidad de 3,174.8 millones de pesos, más otros 421.9 millones de organismos municipales. Es decir, 3,596.7 millones de pesos.
La Secretaría de Finanzas ha dicho que la deuda con los ayuntamientos es de 3,300 millones de pesos.
La similitud entre ambas cifras puede dar una idea de lo que el gobierno de Javier Duarte sustrajo de las arcas de los municipios.
Antonio Gómez Pellegrin, el secretario de Finanzas del gobierno del estado, quiso justificar el uso de los recursos municipales diciendo que se incrementó la nomina del gobierno del estado de de 16,000 millones en 2010 a 23,000 millones en 2014.
Nada más que, ¿porqué ese incremento en la nomina?; ¿dónde están todos esos trabajadores?, ¿Porqué hubo ese aumento del gasto cuando supuestamente se estaba incluso en un programa de austeridad?.
¿Dónde estaba la Contraloría del estado mientras esta irregularidad crecía?
Pero más todavía, si el gasto fue de 23,000 millones en 2014, ¿de cuánto pensaban presentarlo en este año?.
Lo más seguro es que existen miles de puestos fantasma. ¿Y quién los cobraba?, ¿quién los cobra?.
Dentro de lo malo, cuando Miguel Ángel Yunes Linares llegue y revisen esa nómina, podrá reducir una buena cantidad del gasto, tan sólo adecuándola a la plantilla existente.
De hecho, Flavino Ríos Alvarado podría reducir esta cantidad si pudiera hacer, si quisiera hacer, una revisión de los puestos de trabajo.
Pero a este, el más nefasto gobierno de la historia de México, sólo le quedan 22 días, a partir de este 9 de noviembre.

CLEMENTINA GUERRERO, AL GABINETE. Clementina Guerrero García es una de las coordinadoras del equipo de transición de Miguel Ánel Yunes Linares.
Ella fue la secretaria de Finanzas de la Universidad Veracruzana hasta este 31 de octubre y en ese cargo le tocó sortear la peor etapa económica que ha vivido la Universidad, al comenzar e incrementarse las retenciones indebidas que el gobierno de Javier Duarte la hizo a la casa de estudios.
Clementina Guerrero es hoy una de quienes están seguras como parte del gobierno de Miguel Ángel Yunes, ¿en qué cartera?. No hay definición.
Por lo pronto la Junta de Gobierno de la Universidad Veracruzana designó a Gerardo García Ricardo, como secretario de Administración y Finanzas de la UV.
Como parte de la comunicación oficial mediante la que se difundió el nuevo nombramiento, Elena Rustrián Portilla, presidenta de la Junta de Gobierno de la UV, extendió un agradecimiento a Clementina Guerrero por “su destacado desempeño y compromiso institucional al frente de la Secretaría de Administración y
Finanzas de la máxima casa de estudio de Veracruz” y le deseó el mayor de los éxitos en su próxima encomienda profesional.
La Universidad manifestó su postura al respecto la semana pasada, cuando emitió un comunicado en el que refirió que “todas las administraciones estatales han encontrado entre los universitarios a muchos de los cuadros que cada una de ellas ha considerado los ideales para cumplir con sus encomiendas.
”Para la Universidad – se apuntó en el comunicado-, “es motivo de orgullo que los miembros de nuestra comunidad universitaria sean considerados para las más altas posiciones de las responsabilidades de Estado, sea en nuestra entidad o fuera de ella”.