Probamos algunos de los helados más raros del mundo: carne, cebolla, cerveza y pollo

La Heladería Coromoto cuenta con un doble Récord Guinness por tener el catálogo de helados más grande del mundo: 870 sabores.

31 agosto 2017 | 15:30 hrs | Infobae

La Heladería Coromoto, ubicada en Mérida, Venezuela, cuenta con un doble Récord Guinness por tener el catálogo de sabores más grande del mundo: 870 hasta la fecha, entre los que hay helados sabor doritos, cebolla, ají picante, espaguetti con queso, cerveza o pollo.

El dueño y fundador de la heladería, Manuel Da Silva Oliveira, es un portugués que llegó a Venezuela en 1953 debido a la guerra de las colonias en Portugal luego ya de haber vivido con tan sólo nueve años la Segunda Guerra mundial. Llegar a un país desconocido habiendo vivido dos conflictos de este tipo para luego fundar una de las heladerías más famosas del mundo es digno de admirar. Platicamos con él para conocer más de su historia y probar varios de los 870 helados que tienen en su catálogo.

VICE: Hola, Don Manuel, ¿cómo comenzó en el mundo de los helados?
Manuel Da Silva: Cuando empecé no sabía nada de helados, no mucha gente sabe, pero yo soy chef y barman. De pequeño me vendieron una máquina de helados, de esas italianas que estaban saliendo para la época, casi 40 años atrás. Empecé vendiendo sólo cuatro tipos de helados: fresa, coco, mantecado y chocolate. Recuerdo que era muy fácil la receta para hacer helados en la máquina: unas cucharadas de químico, unas cucharadas de leche, azúcar y a las cuatro horas salían los helados.

Pero un día se me terminó el químico para mezclar los helados y se me ocurrió ir al abasto y me vendieron coco rallado. Decidí probar sustituir este en vez del químico y bueno, la verdad es que sabía mucho mejor. Lo probé con los clientes y les encantó, entonces usé esta receta para todos los demás sabores: alimentos naturales más leche y azúcar.

¿Y cómo aumentó el catálogo de sabores?
Todo empezó cuando vi por TV que en Brasil vendían helado de aguacate, lo cual me pareció increíble. Quise probarlo yo mismo pero con sabores más tradicionales de Venezuela, como el plátano. Después de eso vinieron las frutas, luego los licores, pescados y más. El de cerveza es uno de los que más consumen los turistas.

Imagino que ahí empezó a llamar la atención de la gente con esos sabores.
Sí, Mérida tiene la tradición de atraer mucho turismo y empezaron a venir muchos a la heladería, ya que para ese entonces ya contábamos con más de 300 sabores. Vino un periodista inglés y le gustó mucho el concepto, me dijo que lo iba a publicar en su país. De ahí vino la cuestión del libro de Récord Guinness.

¿Cómo fue eso? ¿Cómo te contactan para ser incluido en el libro de Récords Guinness?
Gracias a él llegó al editor del libro y bueno. Igual uno puede postularse para poder ser tomado en cuenta, llenas unos documentos y los envías. Fue en el año 1991 que salí por primera vez en el libro. Luego en 1996 volví a ser seleccionado.

¿Dan algún reconocimiento económico por ser seleccionado?
No, para ese entonces no daban nada pero tengo entendido que ahora sí te pagan. Antes sólo te enviaban el libro más un documento oficializando que eres parte del Record Guinness. Igual no creo que actualmente den mucho dinero.

Imagino que al darse a conocer la noticia de que tenía un Récord Guinness las ventas aumentaron.
Uf, sí. Empezaron a venir turistas de todas partes del mundo. Las ventas se triplicaron y bueno, todo fue muy bien. La gente empezaba a dejar sus documentos personales en las paredes de la heladería: que si fotos, documentos de identidad, tarjetas de débito, billetes del país de donde provienen y cosas por el estilo.

¿De qué país es que más sorprendido ha quedado que lo visiten?
Acá han venido hasta desde fin del mundo. Pero tener a unos rusos acá en mi heladería me llenó de orgullo, no entendía nada de lo que querían pero me hicieron señas que querían un helado de licor. Les di uno que se llama “No me olvides” que tiene ron, brandy y amaretto.

¿Y ese nombre de helado?
Bueno, acá tenemos desde nombres de equipos de futbol, de universidades, de canales de televisión, acá hay de todo. Ahí en la pared puedes ver los 870 nombres.

Veo que sólo ofrecen unos 40 sabores hoy, ¿y los otros 830?
Obviamente no podemos servir los 870 al día, se perderían. Cada día vamos rotando los sabores. Hay unos que están fijos todos los días como el de cerveza, pabellón criollo, cebolla, pollo y carne. Los demás dependen del día.

Creo que estas dos preguntas se las deben de haber hecho más de cien veces, pero ¿cuál es su helado preferido y cuál es el más vendido?
Si supieras que yo soy la única persona que los ha probado todos, deberían darme un Récord Guinness aparte por eso. No hay helado que salga a la venta sin que yo lo pruebe antes. El que más me gusta es el de Miche Andino y uno de los que más se vende es el de aguacate.

Leí que una vez tuvo que cerrar por falta de leche, ¿cómo fue eso?
Bueno, debido a la escasez que vive Venezuela hubo una vez que tuve que cerrar debido a que no podía conseguir leche, y sin leche no hay helado. Recuerdo que me llamaron ladrón, tarifado de la oposición, etcétera. Hasta la BBC me entrevistó para saber si había cerrado por esa razón o no. Estoy teniendo muchos problemas de nuevo para conseguir la leche y si sigue así, pronto tendré que cerrar un rato también. Ojalá que no.

La crisis de Venezuela afecta a todos los rubros por igual.
Sí, aunque esto que estamos viviendo acá yo le cuento a mis trabajadores que no se compara con una guerra mundial. En Portugal yo tenía que apagar las luces de mi casa para que ningún avión que sobrevolara cerca nos lanzara una bomba ya que tenían órdenes de toda casa que vieran encendida destruirla. He vivido la Segunda Guerra Mundial y la guerra de las colonias en mi país, por eso me vine a Venezuela aunque si te soy sincero jamás pensé que después de vivir eso iba a terminar con una heladería.

Felicitaciones, no debió haber sido fácil. Ahora, si yo fuese un turista que quiere probar los helados más raros que tenga, ¿cuáles me recomendaría?
Sí, deja de hablar y empieza a probar los helados.

Como usted diga.

Helado de carne

Le doy un 8/10, ya que tiene buen sabor y es como si estuvieras comiendo la carne de una hamburguesa de McDonald’s, sólo que muchísimo más fría. Aquí sólo faltaron las papas fritas.

Helado de doritos

Nunca me ha gustado el sabor de los doritos debido al mal sabor que te dejan en la boca. Este helado sabe increíblemente igual a ellos, así que si te gustan los Doritos este te resultará divertido. Le doy un 7/10.

Chicha de arroz, té con limón, tomate y jamón y queso

Acá tenemos unos sabores bastante raros: Chicha de arroz, té con limón, tomate y jamón y queso. Sentí como si hubiese acabado de cenar en casa de mi madre y me sirvió todo frío porque se le dañó el microondas. La experiencia que sientes es muy parecida al comer el alimento real.

Chicha de arroz

Le doy un 8/10, hasta los trozos de hielo sabían a arroz.

Té con limón

Básicamente es un té lipton que dejaste en el refrigerador por dos días. Buenísimo. 10/10.

Tomate

Échale un poquito más de azucar a los sobrecitos de catsup que regalan en los restaurantes y tendrás algo parecido. 6/10.

Jamón y queso

No lo volvería a probar. No se siente bien. ¿Imaginas mezclar 250 gramos de queso y jamón congelados en tu boca? Bueno, es eso. 4/10.

Helado de vino rosado

Mi favorito. Aunque cualquier cosa que tenga licor me va a gustar siempre. 10/10.

Ají picante

Este me dejó pidiendo una botella de 2 litros de agua, es bastante raro sentir algo frío en tu boca que a la vez te pica bastante. 6/10.

Pollo

Vuelvo a citar a las hamburguesas de pollo McDonald’s, es exactamente lo mismo. 8/10.

Univisión

Pensé que al comerme esta mezcla de uvas y ron terminaría sintiéndome como alguno de los reporteros de ese canal, todos guapetones y con un peinado impecable. Pero no. Sigo siendo el mismo idiota. Me gustó muchísimo la mezcla de uvas y ron. 9/10.

Cebolla

El de cebolla es definitivamente la peor experiencia que he tenido en mi vida, es como morder una cebolla con la diferencia que acá no lloras, sólo arrugas la cara por un buen tiempo. 1/10.

EXTRA: Afortunadamente Don Manuel se río todo el tiempo y me dio un helado secreto para limpiar el sabor de los demás. El de hierbabuena.

Nota de origen

Notas relacionadas