Priistas se pasan a MoReNa

7 marzo 2017 | 18:42 hrs | Carlos Jesús Rodríguez

NINGÚN PARTIDO las tiene todas consigo en la elección del próximo 4 de Junio, y en ese tenor, algunos precandidatos del Movimiento de Regeneración Nacional han decido invitar a militantes de otros institutos a sumarse a su causa -aunque hayan sido vetados de antemano por Andrés Manuel López Obrador, y ese es el caso del pre aspirante por Coatzacoalcos, Víctor Carranza Rosaldo –que se encuentra muy por debajo del académico Jesús Hernández Tea en las preferencias-, y cuya plataforma de campaña la integran priistas y verde ecologistas, lo que pone en evidencia la fortaleza de MoReNa y la autoridad del “peje”, ya que uno de los primeros en refugiarse en el partido lopezobradorista fue el ex delegado de la Profeco (en los tiempos de la jauja económica en el Sur), ex secretario general del PRI, ex director de Cmaps, ex secretario del ayuntamiento, ex director de gobernación, ex delegado de patrimonio y exsecretario técnico de la Comisión de Agua del Estado al lado del poluto, Francisco Valencia, Alberto Mijangos Martínez.

CARRANZA ROSALDO ya presentó a Mijangos para su “bautizo” a AMLO el pasado cinco de Febrero en la Plaza Lerdo, y el aspirante presidencial, a quien seguramente no le dijeron de quien se trata, lo abrazó y levantó la mano. Antes había hecho circular su carta renuncia al PRI, en donde de repente se dio cuenta que en el Revolucionario Institucional “hay una bola de corruptos sin remedio”, pero lo curioso fue que cuando estuvo como “secretario técnico de la CAEV” no se percató de que su jefe, el llamado “gordo” Valencia (socio de Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa en una lujosa cadena de restaurantes y en diversos proyectos de construcción), desapareció como por arte de magia poco más de 200 millones de pesos, como consta en la denuncia reciente presentada por el departamento jurídico de la referida dependencia.

Y JUSTO cuando el barco se ha hundido son, precisamente, los ex fidelistas y ex duartistas que juraban amor eterno, los primeros en abandonarlo. Más recientemente, Carranza Rosaldo -que va de tumbo en tumbo en su aspiración de gobernar puerto México- aceptó como su aliado –imagínese- al infumable Diego Fernández Olivares, otro priista formado en el establo de Marcelo Montiel y, posteriormente, sabedor del poder que ejercía Antonio Macías Yaseguey, encontró acomodo en su equipo y fue tanto el “cariño” que le tomó al “suegro cómodo” que ya casi en la etapa conclusiva del aciago gobierno duartista le propuso escribirle el libro: “La Memoria del Águila”, una obra que por lo visto quedó en el tintero, porque justo cuando el chiapaneco se encontraba absorto y nostálgico escuchando “My way” del insuperable Frank Sinatra, en la estrofa: “El final, se acerca ya” / Lo esperaré, serenamente/Ya ves, yo he sido así/Te lo diré, sinceramente/Viví, la inmensidad/Sin conocer, jamás fronteras”, el yerno –cual facineroso- puso tierra de por medio, de modo que Macías Yaseguey ya nada quiso saber de su “biógrafo” y, mucho menos, del libro que lo habría evidenciado aún más como un personaje ambicioso, ególatra y hasta desleal con quienes alguna vez llamó amigos.

FUE A mediados de febrero cuando Fernández Olivares, en un acto desesperado, buscó a su jefe Tony Macías en Tuxtla Gutiérrez para actualizarlo y recibir “línea”, y este no dudó en ordenarle a su súbdito incrustarse en el equipo de Carranza Rosaldo en el entendido que todo aquél que huela a duartismo en Veracruz, ya tiene un espacio seguro en el Movimiento de Regeneración Nacional, y vaya que es cierto, ya que por lo menos en Coatzacoalcos los ex colaboradores de Iván Hillman –alfil de Javier Duarte- y Antonio Macías ya están en la cancha lopezobradorista. Ya solo falta –en el colmo de la degradación- que la dirigencia de MoReNa haga publicar un anuncio clasificado: “Se recibe cascajo. Interesados, reportarse en nuestras bodegas de Coatzacoalcos”.

PERO CIERTO o falso lo que denunció el Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares en contra de Andrés Manuel López Obrador, la realidad es que en Veracruz el Movimiento de Regeneración Nacional no toca a Duarte ni con el pétalo de una declaración furtiva, lo que acrecienta la sospecha sobre todo porque el, ahora, prófugo es por mucho el enemigo público número uno de los veracruzanos que fueron saqueados hasta la ignominia por quien se afirma vive en Canadá, donde la adquisición de residencias con nombre falso le permitió adquirir la nacionalidad canadiense, por lo que será difícil localizarlo, y menos en los extensos campos de nieve como el Grouse Mountain –una extensa montaña cubierta los 365 del año- donde se practica esquí, snowboard o caminata con zapatos adaptados con raquetas. En fin, está visto que Duarte de Ochoa no será capturado en el corto plazo, y no porque se ignore donde se encuentra, sino porque, por algún motivo “superior”, no hay voluntad política de hacerlo.

LO PEOR es que si Javier Duarte lograra mediante un juicio de amparo librar la orden de aprehensión por “delincuencia organizada”, bien podría enfrentar su proceso en liberad si promoviera otros juicios de protección de la justicia Federal, ya que el resto de los delitos que le atribuyen no ameritan prisión preventiva, y con devolver parte de lo robado está más que subsanado el ilícito. Y es que el amparo directo beneficia a quien considera que una autoridad jurisdiccional, al dictar una sentencia en sede ordinaria, ha violado sus derechos humanos, y eso podría argumentar él, ahora, prófugo tras ser forzados los diarios de su esposa, la bodega donde guardaba enseres personales y la victimización de antemano que se ha hecho de su persona.

INSISTIMOS: -PORQUE habrá quienes piensen que estamos defendiendo a Duarte-, que no es defensa ni nos interesa hacerlo, sino alertar en torno a lo podría suceder si el ex gobernador lograra librar, mediante un juicio de amparo, la orden de aprehensión por delincuencia organizada, ya que en estos casos, si tiene razón el quejoso, el Tribunal Colegiado de Circuito que resuelva el asunto habrá de concedérselo y, naturalmente, ordenar el dictado de una nueva sentencia en la cual se corrijan los vicios constitucionales del anterior. No estamos adelantando nada, pero ha como se ven las cosas, está visto que Duarte tiene una protección superior que ha impedido llevarlo ante los tribunales, porque de que se sabe dónde está, eso ni dudarlo. OPINA carjesus30@hotmail.com

*Esta es opinión personal del columnista