PRI quiere CDMX

6 noviembre 2017 | 11:03 hrs | Ángel Álvaro Peña

La inercia de la mercadotecnia de querer ver la política como si se tratara de publicidad, ha hecho de posibles victorias electorales contundentes, derrotas, que muchas veces no pueden revertirse ni con el fraude electoral ni con la impugnación legal.

Ver la propaganda como publicidad, a pesar de sus diferencias, acarrea enormes problemas que en el método no pueden encajar del todo para obtener buenos resultados.

El origen de este tipo de enredos en la activación de la política es que creen que a los electores puede convencérseles como si se tratara de posturas de publicidad que sólo escogen una mejor envoltura pero que el producto es peor, o mucho peor, que el competidor.

Ante esta panorámica llega el ex gobernador del estado de México, Eruviel Ávila, a tratar de convencer a quienes votan por otros partidos que regresen a votar por el tricolor.

La población de la capital del país sabe que el PRD ha gobernado mal, pero esa ola de corrupción de la izquierda no se compara con la cometida por el partido de Eruviel. Ha habido errores en el perredismo, pero son mucho más graves los del PRI en la Ciudad de México.

Esto quiere decir que quienes votan por un partido diferente al PRI no volverán a hacerlo por ese partido en la Ciudad de México, que es la entidad cuyos habitantes tienen mayor nivel académico.

Resulta difícil en la Ciudad de México y el resto del país, que un votante regrese al partido por el que votó al principio de su vida política, luego de haber cambiado. La complejidad del cambio se ubica en el primer movimiento de un partido a otro. Es más fácil que el elector siga experimentando con otros partidos a que regrese al que evitó.

Hay regreso al partido por el que se votó habitualmente cuando sus hombres y mujeres en el poder transformaran, en primer lugar, la realidad que gobiernan. Así, el entorno cambia para bien de la colectividad y, en segundo, cambiar la realidad interna de la organización a la que pertenecen. No es el caso de los priistas, por lo menos en la Ciudad de México.

Eruviel Ávila llega con la intención de recuperar la ciudad de México para el PRI, pero deberá enfilar sus baterías a los abstencionistas que representan la mitad de los electores en la capital. Los demás están en busca de certeza administrativa y convicción política, y eso no lo van a encontrar en el PRI de la capital llegue quien llegue a encabezarlo.

El PRI insiste en ofrecer una envoltura atractiva con un producto de poca calidad, como lo hizo este 4 de junio en el Estado de México. Ahora quiere colocar a Enrique de la Madrid Cordero, secretario de Turismo e hijo de quien fuera presidente de México, Miguel de la Madrid Hurtado, como su candidato a la gubernatura de la capital.

Aquí el PRI coloca otra de sus características que lo han llevado a la derrota al disponer de candidatos como si se tratara de una dinastía y no de una democracia. Son familias que buscan el poder en beneficio de ellas mismas sin trabajar para la comunidad. Es decir, al heredarse el poder de una generación a otra, la oligarquía se fortalece y la democracia se debilita.

El abstencionismo en la Ciudad de México es un problema creciente que puede deslegitimar cualquier triunfo electoral. Para la distribución de espacios en Asamblea Constituyente sólo votó el 28 por ciento del electorado.

Llevar a votar al electorado es una labor compleja. Quienes no votan son los ateos de las elecciones y tienen sus razones fundamentadas y sus lógicas bien aplicadas. Por otra parte, iniciar un trabajo de convencimiento que mueva a los abstencionistas hacia las urnas, lleva meses de trabajo inteligente y metódico, con un respaldo teórico sólido; sin embargo, Eruviel carece de un programa para realizar este trabajo, es más un pragmático del fraude electoral que un estudioso de los procesos electorales.

Si quiere recuperar Eruviel la ciudad de México para el PRI, debe empezar desde ahora a convencer sobre la necesidad del voto. Así, a secas, sin importar al partido al que deban apoyar los ciudadanos, pero a Eruviel le quedan ocho meses para lograr un milagro, porque debe estar consciente de que el PRI en la ciudad de México tiene el cuarto lugar en cuanto a votos, si tomamos en cuenta las más recientes elecciones encontramos que le anteceden Morena, PRD y el PAN.

Actualmente en la intención del voto está en tercer lugar por la fusión del segundo y tercer lugares en el Frente Ciudadano. Pero en términos reales sigue estando en el cuarto lugar de las preferencias de la mitad de los electores de la capital, la otra mitad se abstiene de votar.

Eruviel llega a tratar de recuperar la capital con dos añejas fórmulas que no le han dado resultado, la imagen fotogénica del candidato y su herencia política, como si el poder se heredara. Eruviel piensa que así como en el estado de México ha funcionado una familia en el poder durante más de medio siglo, podría llegar a la capital con ese paquete, está muy equivocado.

Estas características del PRI del Estado de México que quiere llevar a la capital Eruviel, tendrán un añadido más que hasta ahora le ha funcionado al tricolor, que consiste en la pulverización del voto opositor y la subdivisión de candidatos. El surgimiento de los candidatos independientes logra restarles votos a los opositores reales, lo cual, en el caso de la Ciudad de México, podría tener alcances inmejorables.

Esto quiere decir que una de las funciones que viene a desarrollar Eruviel, es la creación de diferentes frentes que puedan restarle votos a Morena, para empujar del PRI del tercer o cuarto lugar en el que se encuentra, al segundo. No podría hacer más. PEGA Y CORRE. -Como un distractor más que una esperanza real para los mexicanos, aparece el anuncio de un nuevo yacimiento en Veracruz. El campo Ixachi-1 de petróleo y gas asociado se ubica en Cosamaloapan, al sur del puerto de Veracruz. Estudios iniciales indicaron que el yacimiento cuenta con un volumen original de 1,500 millones de barriles de crudo, que podrían significar reservas 3P (Probables, probadas y posibles) por 350 millones de barriles de crudo equivalente. Todo esto para que la reconstrucción de viviendas afectadas por el sismo quede en el olvido y a la ayuda damnificados de Chiapas, Oaxaca, Morelos, Veracruz y Ciudad de México le den carpetazo… Esta columna se publica los lunes, miércoles y viernes.

Dudas y comentarios, escríbenos a:
angelalvarop@hotmail.com
Twitter @politicosad 

*Esta es opinión personal del columnista