PRI está desmantelado: Ahued

3 enero 2018 | 21:06 hrs | Carlos Jesús Rodríguez | Carlos Jesús Rodríguez

NO SE hagan bolas: Ricardo Ahued Bardahuil no renunciará a la precandidatura del Movimiento de Regeneración Nacional –rumbo a la Senaduría- ni declinará a la segunda fórmula –aun cuando sabe de antemano que podría no entrar, pues de acuerdo a la ley, la fórmula de candidatos que obtiene el mayor número de votos es elegida completa, convirtiéndose en los dos primeros senadores de la Entidad, mientras que la tercera senaduría es otorgada al candidato de Primera Fórmula del partido político que obtuvo el segundo lugar de votos o primera minoría-. Con todo y ello, Ahued Bardahuil se queda en MoReNa porque cree en el proyecto de Andrés Manuel López Obrador, y frente al Vicepresidente Regional de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo -que abarca los Estados de Guerrero, Oaxaca, Chiapas y Veracruz-, Ernesto Villarreal Astorga, se compromete en broma: -si AMLO le falla al País me voy a vivir al Tíbet-. Por ello la versión de que regresaría al PRI o se insertaría al PAN-PRD y, probablemente, MC, de cara a la elección de Gobernador en Julio de este año, no deja de ser una fiebre surgida de cierto edil y dirigente morenista que anhela subirse al podio que detenta el empresario xalapeño, y aprovecha la circunstancia del secuestro y liberación de su hermano Gerardo para meter ruido.

Y ES que tras la rapidez del rescate las conjeturas no se han hecho esperar: hay quienes dicen que el Gobierno yunista negoció con Ahued su renuncia a MoReNa e inclusión a la coalición “Por México al Frente” en agradecimiento, o que el empresario estaría molesto porque los morenistas no se pronunciaron contra el deleznable acontecimiento. Nada más falso: ni el Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares le pidió a Ahued que se pasara a su bando –aunque si hubo un panista que le sugirió entrevistarse con Miguel Ángel Yunes Márquez, pero esto fue muchísimo antes del secuestro-, ni tampoco el Movimiento de Regeneración Nacional se desatendió del todo de ese caso, ya que informes confirmados revelan que la diputada Federal y candidata al Senado, Rocío Nahle García sí estuvo en contacto con Ahued e, incluso, se comunicó con el encargado del despacho de la PGR, Alberto Elías Beltrán para exigirle su intervención directa en el caso. Nahle, mujer bragada y no simuladora como la dirigencia Estatal de ese partido, demandó el envío de un grupo especial para localizar a Gerardo Ahued, pero ya el Estado lo había localizado.

TAL VEZ el error de Ricardo fue consentir que le tomaran fotografías junto con su hermano flanqueados por el Fiscal, Jorge Winckler Ortiz, y el Secretario de Seguridad Pública, Jaime Téllez Marie, algo que no debió suceder ya que se expuso a los hermanos a la venganza del resto de la banda. Y es que días después del rescate, el empresario ha tenido que enfrentar llamadas intimidatorias de malhechores, a tal grado que contra su costumbre ha tenido que contratar seguridad. Pero Ahued deja en claro que seguirá en MoReNa, que no renunciará a ese instituto para irse a la alianza “Por México al frente”, y que tampoco regresará al PRI, pues en este último partido hay mucha indecisión y rostros que agobian a la sociedad, ya que en el pasado reciente ocuparon cargos de elección popular y puestos administrativos para enriquecerse y nuevamente aparecen, cuales rémoras, al lado del precandidato José Francisco Yunes Zorrilla, causándole más daños que beneficios. Y es que al empresario, en más de una ocasión, le ofrecieron la Presidencia Estatal del PRI, pero solo de palabra puesto que jamás le concretaron nada, y más reciente le dijeron que iría, pero nuevamente se sintió engañado ya que, paralelamente, se hizo el anuncio de que el sucesor de Renato Alarcón será el ex alcalde xalapeño Américo Zúñiga Martínez. Fueron todas esas vacilaciones lo que le indicó, finalmente, que su camino estaba en el Movimiento de Regeneración Nacional, algo que venía incubando al considerar que la propuesta de López Obrador es la mejor, y que tiene la voluntad y decisión de sacar a México del atolladero.

OTROS MUCHOS desaires del priismo que ahora recuerda con cierto malestar maduraron la idea y confirmaron su versión: al interior del PRI actúan como inmaduros, sin perspectiva, sin darse cuenta que los propios priistas ya desmantelaron la estructura de ese partido, ya que en infinidad de reuniones de MoReNa aparecen subrepticiamente priistas y hasta le han patentizado su respaldo. “A Pepe (Yunes Zorrilla) le tengo especial aprecio, y no lo traiciono al tomar esta decisión ya que no vi nada claro; hubo mucha indecisión entre si quería ser candidato o no del PRI a la Gubernatura debido a la posición de Héctor Yunes de no dejarlo pasar e, incluso, impedirle que cambiara al dirigente Estatal del Revolucionario Institucional como lo quería Pepe Yunes. Ese inter, comenta, fue lo que provocó que infinidad de priistas fueran buscando refugio en MoReNa o en Acción Nacional, aunque en su caso, dice, obedeció a una invitación que le convenció. Así las cosas…

*****

CRASO ERROR autoimponerse temporalidades para retornar la seguridad y paz social al País, aun cuando se logre un acuerdo con la delincuencia, ya que en México los grupos fuera de la ley no son 4 o 5 sino que, debido al encarcelamiento o abatimiento de algunos capos, las células se han atomizado; son cientos o miles las que se dedican al tráfico de estupefacientes, secuestro, extorsión, robo de autos con o sin violencia y asaltos a residencias, transeúntes o negocios. Por ello, prometer, como lo hace el precandidato de Morena, PT y PES a la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador –como en su momento lo hizo el, ahora Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares sin poder cumplir-, que le tomará tres años regresar la seguridad y la paz al País, no deja de ser ocioso y ligero. La delincuencia, hay que decirlo con franqueza, está incubada en las mismísimas redes de Gobierno, pues ésta no funcionaría sin la protección inicial de la policía, ministerios públicos, jueces y hasta encumbrados “servidores públicos” como ha quedado en evidencia en más de una ocasión. Pero AMLO, “El Necio”, como el título de la melodía de Silvio Rodríguez que le cantó su esposa Beatriz Gutiérrez Müller, insiste en que “en muy poco tiempo”, disminuirá la violencia, conforme haya crecimiento económico, más empleos y menos corrupción. Por lo pronto mañana jueves dará a conocer su plan de seguridad 2018-2024, y presentará a quien encabezaría en su gabinete al equipo de seguridad. OPINA carjesus30@hotmail.com

*Esta es opinión personal del columnista