Presentan los libros “Fuego 20” y “No voy a pedirle a nadie que me crea”

Las dos novelas se presentaron en el marco de la 28ª edición de la Feria Nacional del Libro Infantil y Juvenil en Xalapa

Foto: Noreste
24 julio 2017 | 8:35 hrs | Ana Martina Ortiz León

Xalapa, Ver.- En contrapeso a la publicación explosiva de novelas realistas, basadas en investigaciones o textos periodísticos, Ana María García Bergua experimenta con diversos géneros literarios en Fuego 20, y Juan Pablo Villalobos juega con la autoficción en No voy a pedirle a nadie que me crea.

Foto: Noreste

El título de Fuego 20 alude a una dirección situada en el sur de la Ciudad de México, donde vive uno de los personajes masculinos que creó la escritora y que a su vez se relaciona con Saturnina, la protagonista que luego se desdobla en Ángela y hasta en una tercera figura que aparece casi al final y que se llama Fabiola.

La trama satírica, el tono ligero y populachero, el sentido de la perversidad y las atmósferas oníricas se filtran en las historias que tienen como eje el incendio de la Cineteca Nacional, que ocurrió el 24 de marzo de 1982, para lo cual Ana María García realizó una investigación exhaustiva en las secciones de nota roja de los periódicos de la época encontrando datos confusos acerca del número de muertos, pues mientras algunos indicaban que eran 50 o 20, al final la cifra oficial se redujo a tres.

“Cuando me arranqué a escribir esta novela sabía que tenía que llegar al incendio de la Cineteca pero no sabía bien cómo. Luego se me apareció la historia de Saturnina, una muchachita que sufre una pérdida, una desgracia, que se deprime y que quiere ser otra. Se me hacía buena historia y se fue imbricando con la de la Cineteca, de manera misteriosa, formas que respeté porque no sabía si era una novela psicológica o fantástica. Ahora sé que es una novela transgénero”.

En los últimos meses de 2016 se dio a conocer que Juan Pablo Villalobos, egresado de la Facultad de Letras Españolas de la Universidad Veracruzana, había ganado el Premio Herralde con una novela totalmente diferente a su trilogía compuesta por Fiesta en la madriguera, Si viviéramos en un lugar normal y Te vendo un perro, con temáticas sobre el narcotráfico, la delincuencia y la corrupción en México.

Foto: Noreste

“En No voy a pedirle a nadie que me crea mezclo mi pasado mexicano, los 30 años que viví en México, con la realidad del lugar donde yo vivo desde hace casi 15 años para hacer una novela mexicana sobre Barcelona y una novela barcelonesa sobre México, contada desde la perspectiva de lo que soy yo: un expatriado, un inmigrante”.

En esta autoficción que comienza con la historia del protagonista que también se llama Juan Pablo Villalobos, que vivió en Lagos de Moreno, Jalisco, y que se traslada a Xalapa para estudiar literatura y de ahí mudarse a Barcelona para continuar su formación académica, el autor mezcla personajes intelectuales con mafiosos y lavadores de dinero, todo ello manejado con un lenguaje neoliberal, empresarial y clasista.

Foto: Noreste

Las dos novelas se presentaron en el marco de la 28ª edición de la Feria Nacional del Libro Infantil y Juvenil, que se realizará hasta el próximo domingo 30 de julio en el Colegio Preparatorio de Xalapa.