Poza Rica, sin desarrollo

Índice de Competitividad Urbana 2016 lo ubica en el penúltimo lugar de ciudades que optimizan sus recursos

Más de 360 millones de pesos invirtió Pemex en la construcción del eje vial. Foto: Noreste.
23 octubre 2017 | 7:38 hrs | Isaac Carballo Paredes

Poza Rica, Ver.- Tras aseverar que de acuerdo con el Índice de Competitividad Urbana 2016, Poza Rica ocupa el lugar 73 de 74 ciudades que optimizan sus recursos para beneficio de la población, el presidente de la agrupación Ola Civil Poza Rica, Martín Vizcarra, afirmó que el municipio está plagado de obras de relumbrón, como el distribuidor vial, que en nada ayudan al desarrollo social y económico.

Subrayó que esta obra de gran magnitud donde se invirtieron más de 360 millones de pesos no es en nada el proyecto de gran impacto que se anunció con bombos y platillos en el 2011 y que fue inaugurado hasta el 2014, durante esta administración.

El presiedente de la agrupación dijo también que es pésimo el servicio de la empresa PASA. Foto: Noreste.

La forma en la que fue diseñado el proyecto, según dijo, no beneficia en nada la vialidad ni la circulación de Poza Rica, por el contrario, entorpece el tráfico hacia los municipios de Coatzintla y rumbo a los bulevares Lázaro Cárdenas, Poza Rica y Ruiz Cortines.

A escasos años de uso la estructura presenta una serie de afectaciones que son graves y que intentan ser resanadas con un poco de cemento o en su caso, con murales y relieves en la zona centro, para esconder las verdaderas condiciones en las que se encuentran sus bases.

Lejos de ayudar al flujo vial, el distribuidor entorpece los accesos a bulevares y las salidas de la ciudad. Foto: Noreste.

A decir de la misma ciudadanía la obra no benefició en nada, por el contrario, generó la tala de por lo menos 200 árboles, que, de acuerdo con el estudio de impacto ambiental realizado en su momento, estos debían ser reforestados una vez que finalizaran los trabajos, sin embargo, este compromiso jamás se cumplió.

Para Martín Vizcarra este tipo de obras, además de las concesiones que autorizó el municipio a empresas como PASA, que realizan un servicio pésimo en la ciudad, son el resultado también de la apatía de la ciudadanía, “ahora sufrimos las consecuencias”, finalizó.