Poza Rica, en riesgo de inseguridad para 2018

En caso de que Velázquez Vallejo no firme el acuerdo, la ciudad no contaría con apoyos estatales en materia de seguridad

El alcalde dijo que con las diferencias políticas dejan de lado la seguridad de los ciudadanos. Foto: Noreste.
13 diciembre 2017 | 8:32 hrs | Misael Olmedo Sifuentes

Poza Rica, Ver.- La negatividad del alcalde electo de Poza Rica, Francisco Javier Velázquez Vallejo, para el acuerdo con el gobierno del estado para la reconstitución de la Policía Municipal es preocupante, consideró el alcalde en funciones, Sergio Lorenzo Quiroz Cruz, tras la inauguración de la nueva comandancia de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) en esta ciudad.

“Diría que como ciudadano es preocupante que enlazados o influenciados por una actitud política estemos dejando de lado o en un vació la seguridad de Poza Rica, cuidado eh, cuidado”, mencionó el mandatario municipal al cuestionarlo sobre la postura de Velázquez Vallejo al no acudir a la firma del acuerdo para la reconstitución de dicha Policía.

Quiroz Cruz señaló que por parte de su administración municipal y hasta el último minuto de la misma, se han respaldado las acciones para poder mejorar el ambiente social, contar con la seguridad que la ciudad requiere.

“Esperemos que se logren los acuerdos necesarios antes del término de nuestra gestión, para que el siguiente año no se tenga el riesgo de caer en un marco de inseguridad en nuestro municipio”, expresó.

Cabe destacar que Velázquez Vallejo no acudió a la reunión con el gobernador del estado, Miguel Ángel Yunes Linares para firmar el acuerdo para la reconstitución de la Policía Municipal; el alcalde electo dijo que la firma le compete al actual alcalde, ya que él entrará en funciones el 1 de enero, por lo pronto no tiene mando. Sin embargo, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares convocó directamente a los alcaldes electos.

En esta zona solamente los alcaldes electos de Tihuatlán y Coatzintla firmaron el acuerdo con el gobierno del Estado, mientras que Poza Rica está pendiente y bajo la advertencia estatal de no recibir apoyos en materia de seguridad a partir del 1 de enero, en caso de no firmar, por lo que la conformación de la Policía Metropolitana en los tres municipios está detenida.