Porto se impone al Feirense

Jesús Corona es titular y Miguel Layún entró de cambio en la victoria de 2-1 de los dragones; Antonio Briseño tuvo minutos con el cuadro local

Foto: web
4 enero 2018 | 12:40 hrs | Agencias | Meta

Los dragones del Porto son más líderes que nunca, luego de vencer como visitantes 2-1 a CD Feirense, con duelo de mexicanos en la cancha, luego que por el Porto jugara Jesús “Tecatito” Corona (titular) y Miguel Layún, mientras en el cuadro local hizo lo propio Antonio Briseño.

Los goles de los dragones fueron obra de Vincent Aboubakar a los 21 minutos y de Felipe de Almeida a los 76 del complemento, por el Feirense descontó Luis Rocha a los 26.

Con este resultado, el Porto mantiene el liderato de la Primeira Liga con 42 puntos, mientras Feirense se quedó en el lugar 13 de la competencia, con apenas 14 unidades.

El resto del elenco nacional que milita en el Porto no jugó, Héctor Herrera por cumplir el primero de una sanción de dos partidos y Diego Reyes se quedó en la banca por decisión técnica.

Los dragones se fueron al frente con una jugada colectiva que comenzó en los botines de Jesús Corona, quien mandó un centro pasado que Yacine Brahimi peleó bravíamente para luego conectar un servicio con Vincent Aboubakar, quien, sin dudarlo, prendió de media vuelta para poner el 1-0.

La respuesta del equipo local vino a balón parado, con un largo servicio desde la mitad de la cancha que conectó con un sólido remate de cabeza el mediocampista Luis Rocha, para igualar el marcador a uno.

A los 51 minutos, ya en el complemento, una lesión de Babanco permitió la entrada del zaguero mexicano Antonio “Pollo” Briseño al campo con Feirense, y de inmediato se puso a trabajar para dejar “seco” al delantero africano del Porto, Moussa Marega.

Con las acciones igualadas, la diferencia vino desde el aire, cuando el central del Porto, Felipe de Almeida, conectó un testarazo que se incrustó en las redes de Feirense para el 2-1.

A los 78 minutos de partido, el lateral Miguel Layún ingresó al terreno de juego por Aboubakar, luego de varios partidos de Primeira Liga donde no había contado para el entrenador Sergio Conceiçao.