Por qué nuevamente Sara

11 agosto 2017 | 9:08 hrs | Zaida Alicia Lladó Castillo

A escasas 3 semanas de que concluya el proceso de designación rectoral 2017,
iniciado desde el 30 de junio con la publicación de la convocatoria respectiva, y
toda vez que la Universidad Veracruzana goza de autonomía y por ello la Junta de
Gobierno tiene toda la facultad para decidir-previa auscultación-, quién habrá de
dirigir los destinos de nuestra Alma Mater los siguientes 4 años, se presentan
como aspirantes 7 distinguidos universitarios: Dr Manlio Fabio Casarín León; Dr.
Rageb Chain Revuelta; Dra. María Esperanza del Rocío Córdova Plaza; Dr. Josué
Cortes Zarate: Dra. Sara Deifilia Ladrón de Guevara; Dr. Jorge Manso Denes y
Dra. María del Rocío Ojeda Callado. Y señalaré algunas cualidades de los
mismos.
El Dr. Manlio Fabio Casarín León posee estudios de: Licenciado en Derecho, UV;
especialidad en Derecho Constitucional, Universidad de Salamanca, España y
Doctorado en Derecho Público, Instituto de Investigaciones Jurídicas UV.
Catedrático en Licenciatura, Especialidad y Maestría. Académico de tiempo
completo, exdirector de la Facultad de Derecho (2006-2010), siendo merecedor de
diferentes menciones. Ha publicado decenas de ensayos y libros sobre
constitucionalismo, derecho penal y civil, derechos humanos entre otros temas
relacionados
Dr. Rageb Chain Revuelta, es Licenciado en Psicología, UV con postgrado en
Diseño de materiales didácticos multimedia para entornos virtuales de aprendizaje,
Universidad de Cataluña, España y Doctorado en Filosofía y letras, Universidad
autónoma de Barcelona, España. Exdirector general de administración escolar,
UV; responsable de diferentes proyectos académicos en la UV, ex Presidente de
la Junta de Gobierno, investigador del Instituto de investigaciones en educación de
la UV, entre diversos cargos de importancia para la UV. Autor de diferentes
publicaciones en temas como: el perfil de ingreso a la UV, tutorías e informes de
resultados de los exámenes de ingreso a la UV, etc.
Dra. María Esperanza del Rocío Córdova Plaza, es Licenciada en Antropología
Social, Maestría en Ciencias Antropológicas, UAM-Iztapalapa, Doctorado en
Ciencias Antropológica UAM-iztapalapa. Investigadora del Instituto de
Investigaciones Antropológicas de la UV. Especialista en temas de sexualidad y
género. Ha escrito diversos ensayos y libros llamando la atención los escritos
entre 2010 a 2015, en coautoría con Hipólito Rodríguez Herrero, actual presidente
electo de Xalapa.

Dr. Josué Cortes Zarate, es Ingeniero Químico UV, posee Maestría en
administración educativa UV, Doctorado en Ciencias (administrativas); Diplomado
en Habilidades gerenciales, Harvard Manage Mentor. Fue Secretario y
posteriormente Director de la Facultad de Ingeniería Química de Xalapa UV; hoy
Investigador de tiempo completo Instituto de Ciencias Básicas. Posee diversas
publicaciones en temas como: Ingeniería química, aprovechamiento a través de
tecnologías agropecuarias, recursos humanos y los procesos de globalización,
entre otros temas.
Dra. Sara Deifilia Ladrón de Guevara; posee Licenciatura en Antropología, UV;
Maestría en Historia del Arte y Arqueología en la Universidad de París, Francia;
Doctorado en Antropología, UNAM. Investigadora y posteriormente Directora del
Museo de Antropología de la UV, Secretaria General de la UV y primera Rectora
de la Universidad Veracruzana, entre otros cargos académicos, de investigación y
de gestión universitaria. Participante en proyectos antropológicos nacionales e
internacionales. Ha escrito cientos de artículos sobre su área y libros con temas
antropológicos e históricos prioritariamente veracruzanos: El Tajin, Los Tuxtlas,
Costa del Golfo, estudios dedicados a las mujeres de antaño, diseños
precolombinos de Veracruz, entre muchos otros temas.
Dr. Jorge Manso Denes; posee Licenciatura en Biología, UV; con maestría en
Biología por la UV y Doctorado en Ciencias Fisiológicas, Instituto de
Investigaciones biomédicas de la UV. Realizó estancias en universidades como
las de: New Jersey y Conneticut EEUU, Montreal, Canadá y Valencia, España.
Investigador del Instituto de Neuroetología UV, creador y director del centro de
investigaciones cerebrales de la UV. Ha publicado decenas artículos científicos y
más de 30 libros en coautoría en temas como; conducta animal y cambios de
comportamiento, electrofisiología, fertilidad animal, etc.
Dra. María del Rocío Ojeda Callado. Posee licenciatura en Ciencias y Técnicas de
la Comunicación UV, Maestría en comunicación humanidades y arte UV, Maestría
en Seguridad Publica UV. Posee un libro en coautoría sobre epistemología del
conocimiento a partir de la teoría de Luhmann y diferentes ensayos y memorias en
coautoría, en temas como: cultura de vinculación, profesionalización de los
técnicos en comunicación, plan de estudios de la Licenciatura en Ciencias de la
Comunicación, entre otros.
Desde luego es imposible en un artículo, describir el importante currículo de cada
prospecto en virtud de su extensión, pero -sin restar méritos a todos—sí distingo
algunos rasgos que hacen posible la reelección de la actual rectora de la UV, que
nada tienen que ver con lo que algunos participantes le han adjudicado como el
hecho de afirmar que está haciendo presión para que hablen bien de ella o que

aproveche el cargo para tomar ventaja, etc., lo que me parece que son tácticas de
descalificación a priori entre contrincantes. Pero dicho con respeto a los
aspirantes, la verdad es que –adoptando mi posición como simple ex catedrática y
egresada de la UV-, la Dra. Sara tiene ciertas cualidades que los demás no
poseen hoy: está probada en los hechos y nadie le puede negar de que ha
sido un factor de cambio en la Universidad Veracruzana en muchos aspectos
en estos últimos 4 años y describo sólo algunos:
1) Sara, cambió la dinámica de la UV al probar la capacidad de las mujeres en los
cargos donde se toman decisiones de alta envergadura. Los tres más importantes
cargos de la UV: Rectoría, Secretaria General y Secretaria de Administración y
Finanzas fueron ocupados desde el inicio de su gestión, por mujeres de alta
capacidad y compromiso. Les guste o no a muchos, ellas supieron hacer equipo y
lograron el avance de la UV en situaciones por demás adversas, lo que se le
reconoció a la rectora desde que tomó posesión.
2) La rectora ha sido una ferviente defensora y lo sigue siendo, de la autonomía de
la Universidad Veracruzana y ha sabido manejarse con tacto y sensibilidad y,
cuando hubo que tomar una posición frente al anterior gobierno lo hizo
públicamente y defendió la vida universitaria y el futuro de la población estudiantil
pensando con responsabilidad en su presente y futuro.
3) Su confrontación contra el anterior gobierno al que reclamó los adeudos con la
UV- en su momento con valentía- y la demanda interpuesta contra el mismo, le
valió el respeto de las Instituciones de Educación Superior del país y en el plano
internacional.
4) Su lealtad a la Universidad y sus fines, es más que clara, porque no ha
respondido a ningún interés político y menos a grupos externos que pudieran
incidir en la vida universitaria.
5) La experiencia que ha adquirido a la fecha en el tema de la administración
universitaria la pone sin duda adelante y le servirá para apuntalar a la UV en su
siguiente período, ahora que se ha logrado el incremento progresivo al subsidio
universitario, lucha que encabezó ella con mucha entereza y firmeza.
Y podría seguir dando más razones del perfil de Sara Ladrón de Guevara, que
hoy ya no es la misma de hace 4 años, pues es ya una mujer ejecutiva
experimentada y sensible, que de ser reelecta en el cargo, seguramente habrá de
consolidar los esfuerzos que ella construyó junto con la comunidad universitaria y
por las cuales ha luchado intensamente, siempre pensando en lo mejor para la
institución y la comunidad en su conjunto. Si lo logra, sólo tendrá que depurar su
equipo de trabajo para optimizarlo, sumando a nuevos universitarios de probada

capacidad y probidad para sacar adelante el compromiso que le tocará cumplir a
nuestra Alma Mater, en esa nueva etapa de consolidación y fortaleza institucional
y en beneficio de nuestro estado de Veracruz.
Y aclaro que mi apreciación no obedece a interés alguno, sino al hecho de haber
conocido a la UV por 3 décadas y con ello sus grupos, por lo tanto corresponden a
una mera percepción objetiva de la realidad y de lo que mejor –a mi juicio-
conviene a nuestra universidad.

Gracias y hasta la próxima.

*Esta es opinión personal del columnista