¿Por qué no hacerle caso a Cinthya Lobato?

16 junio 2017 | 14:40 hrs | Javier Roldán Dávila

¿Transparencia? ¡Venga!, pero con pasamontañas

En días pasados nos enteramos, a través de un audio, de toda una gama de presuntas tropelías que se comenten en el Congreso local, concretamente en el grupo parlamentario del PAN. La diputada Lobato señaló, sin medias tintas, que el presidente de la Junta de Coordinación Política, Sergio Hernández, malversa el dinero de los legisladores azules y, además, mencionó temas como la trata de personas y el narcomenudeo.

Antes, por medio de la legisladora Eva Cadena, también supimos que el líder de los diputados de Morena, Amado Cruz, habría desviado el dinero que mensualmente se otorga a la fracción, para financiar campañas y los actos partidistas de AMLO.

En ambos casos, los señalados negaron los hechos y con el derecho que les asiste, solicitaron que se presentaran las supuestas pruebas que los inculpan.

En ese sentido, hace un par de días, la empoderada Cinthya Lobato, se pronunció porque se establezca un Observatorio Ciudadano que supervise los trabajos legislativos y también, pidió que se realice una auditoría externa, para que se aclaren todas las acusaciones que se han dado sobre el mal manejo de los dineros públicos en el Honorable (jeje) Congreso.

No obstante el desprestigio que padecen los representantes populares (el acumulado y el reciente), hasta el momento la respuesta a la propuesta mencionada ha sido el silencio.

¿Por qué Sergio o Amado no presentan la iniciativa en la JuCoPo?

Son odiosos los lugares comunes, pero el que nada debe nada teme o en caso contrario: piensen mal y acertarán.

*Esta es opinión personal del columnista