Por peculado, dictan formal prisión a ex gobernador de Tamaulipas

Juan Manuel Ham Cortes, Juez Segundo Penal de Primera Instancia en Ciudad Victoria, determinó que la Fiscalía Anticorrupción presentó los elementos suficientes para procesarlo

Foto: web
12 octubre 2017 | 14:12 hrs | Reforma

Tamaulipas.-Un juez de Tamaulipas dictó esta mañana formal prisión a Eugenio Hernández por peculado y lavado de dinero en la supuesta adquisición con prestanombres de terrenos a precios subvaluados y que hoy tienen un valor de mil 584 millones de pesos.

Juan Manuel Ham Cortes, Juez Segundo Penal de Primera Instancia en Ciudad Victoria, determinó que la Fiscalía Anticorrupción presentó los elementos suficientes para procesarlo.

Jorge Olvera, defensor de Hernández, dijo que no van a apelar la resolución, sino más bien recurrirla ante la justicia federal mediante una demanda de amparo.

Antonio Collado, también integrante del equipo de la defensa del ex Mandatario, al salir de la audiencia dijo que Hernández permanecerá por un tiempo indefinido en la prisión.

Sobre el proceso de extradición de Estados Unidos, el abogado descartó esta posibilidad luego de que la PGR dictó inejercicio por esta causa.

Por ahora, el ex Mandatario llevará su juicio en el penal estatal de Victoria, ya que el delito de lavado es grave en la legislación local y no solicitó la libertad como medida cautelar sustituta de la prisión preventiva, conforme a la reforma de la miscelánea penal de junio de 2016.

Como Gobernador de Tamaulipas, Hernández se hizo de mil 600 hectáreas del Puerto Industrial de Altamira, las cuales adquirió a través de prestanombres a 1.5 por ciento de su valor real.

Por esta operación ilícita, realizada hace 10 años, el ex Mandatario fue detenido el pasado viernes.

Tomás Yarrington se había hecho de esas mismas hectáreas con la misma operación, adquiriéndolas con un supuesto testaferro a un precio subvaluado en más de 60 veces, según constató la Procuraduría de Tamaulipas basándose en un dictamen de valuación de la perito Araceli Sánchez Salas.

Los terrenos en cuestión, originalmente fueron expropiados por el Gobierno Federal en 1981 y transferidos a Tamaulipas en 1998, cuando gobernaba Manuel Cavazos Lerma, como parte de un proyecto para fomentar el desarrollo industrial en el puerto de Altamira.