Por incumplimiento de acuerdos vuelven a tomar escuela primaria en Huatusco

La toma el plantel continuará los días que sean necesarios, ya que lo que está en juego es la integridad física de sus hijos

Foto: Noreste
24 octubre 2017 | 10:46 hrs | César Estrada

Huatusco, Ver.- Ante la falta de compromiso a los acuerdos firmados la semana pasada entre autoridades municipales, de educación y padres de familia de la Escuela Primaria “Juana de Asbaje” fue tomado el plantel por segunda ocasión, rechazan obra de la construcción de un domo.

Encabezados por Heriberto Espinoza Pérez un grupo de padres de familia tomaron las instalaciones del plantel ante la falta de respeto a los acuerdos firmados en una minuta de trabajo, ya que señalaron había quedado establecido suspender la obra del día, la cual consideran pone en riesgo a sus hijos, aunado a que carece de la aprobación por parte de Espacios Educativos.

“Hubo una falta de respeto de parte de las autoridades, ellos firmaron una minuta donde se asentó que se suspendía la obra del domo, pero el fin de semana llegaron de madrugada para sorprendernos e ingresar el material al plantel, incluso hasta atrajeron policías para intimidar al grupo de padres que mantenía guardia en la entrada del plantel”, explicó Heriberto Espinoza Pérez, presidente de la sociedad de padres de familia.

Foto: Noreste

Desde la mañana de ayer lunes los tutores se apostaron a la entrada del plantel, para evitar que el presidente municipal Santiago Chicuellar Aguilar volviera a tratar de sorprenderlos como lo hizo el fin de semana; y es que ni Espacios Educativos ni la Secretaría de Educación fueron informados de la obra que pretende imponer el alcalde de Huatusco, la cual carece de un dictamen por parte de esas dependencias.

El entrevistado puntualizó que la preocupación de la sociedad de padres de familia es por la seguridad de los niños, de los profesores y además del personal que labora en la primaria, por ello que la toma el plantel continuará los días que sean necesarios, ya que lo que está en juego es la integridad física de sus hijos.