Ponen fin a disputa por terreno del Parador Urbano en Poza Rica

28 octubre 2014 | 14:27 hrs | Misael Olmedo Sifuentes

POZA RICA.- Tras diez años de disputa jurídica Petróleos Mexicanos (Pemex) y el Ayuntamiento de Poza Rica llegaron a un acuerdo con apoyo del Gobierno del Estado que dio solución al conflicto por el terreno del Parador Urbano, anunciaron el Secretario de Gobierno, Erick Lagos Hernandez y el Alcalde, Sergio Lorenzo Quiroz Cruz.

El funcionario estatal, autoridades locales y representantes de Pemex acudieron ante los juzgados Federales en Poza Rica en donde se firmó el acuerdo que dio solución a la disputa legal por el parador urbano.

Erick Lagos Hernandez informó que Pemex  aceptó el terreno que con apoyo del Gobierno del Estado se ofreció para saldar la deuda de 15 millones de pesos que reclamaba Pemex, mismo que se ubica en la zona sur de la entidad veracruzana.

La deuda original por el terreno del parador urbano era de 34 millones de pesos y en la pasada administración se logró el pago de más de 20 millones, pero se arrastra un pago de promedio 15 millones.

Para cubrir la deuda de los 15 millones de pesos el Ayuntamiento de Poza Rica con apoyo del Gobierno del Estado ofrecieron a Pemex un terreno de más de 8 hectáreas, ubicado en Minatitlan, como pago, mismo que fue aceptado y se estableció ante un juez Federal.

Celebrando el acuerdo establecido Erick Lagos Hernandez calificó este día como histórico para Poza Rica, pues ahora el predio será municipal, primero estará a cargo del gobierno estatal que posteriormente lo escriturara a nombre del Ayuntamiento.

Destacó que se espera que Pemex entregue los documentos necesarios a Patrimonio del Estado para que se lleve a cabo la escrituración del predio en el que se encuentra una terminal de autobuses urbanos y suburbanos y dos mercados en donde operan mas de 400 locales.

El Alcalde, Sergio Lorenzo Quiroz Cruz enfático que una vez concluidos los trabajos administrativos se darán a conocer los proyectos que se tienen planeados para desarrollarse en dicho espacio.

Además de la certidumbre jurídica lograda para el Parador Urbano también se desiste de la amenaza de desafuero para autoridades municipales que podrían haber ido a prisión por no pagar el monto de la deuda, ahora saldado con un terreno en la zona sur de la entidad.