Policía municipal de Espinal deja en libertad a presunto violador de una menor

El responsable se regresó a su casa muy tranquilo, los policías municipales se negaban a entrar a la casa debido a que era propiedad privada

Foto: Noreste
17 junio 2017 | 18:24 hrs | José Cárdenas

Papantla, Ver.- Habitantes de la comunidad de Buena Vista lograron la detención de un sujeto que abusó sexualmente de una menor que vendía pan, lo entregaron a la policía municipal de Espinal pero minutos después lo dejaron en libertad.

Molestos este sábado se presentaron ante la Unidad Integral de Procuración de Justicia de Papantla, para manifestarse por esta situación, denunciaron que no han recibido el apoyo del Gobierno Municipal de Espinal.

Los hechos sucedieron en la comunidad de Buena Vista municipio de Espinal, la tarde del viernes, cuando una menor de 13 años vendía pan casa por casa, cuando se encontró un sujeto de nombre José Pedro Solís Vega, quien alcoholizado jaloneó a la menor para llevarla a un área abandonada y abusar sexualmente de la jovencita.

La menor se defendió de su agresor y lo mordió en el cuerpo, para luego salir corriendo y dar aviso a los pobladores quienes pidieron la intervención de los policías auxiliares y municipales.

El responsable se regresó a su casa muy tranquilo, los policías municipales se negaban a entrar a la casa debido a que era propiedad privada, fue entonces que el pueblo se unió para entre todos sacar de la casa a José Pedro entregándolo a una patrulla de la Policía Municipal.

Foto: Noreste
Foto: Noreste

Los hermanos del agresor Brígido y Javier Solís Vega, quienes son policías activos del municipio de Coyutla, siguieron la camioneta donde iba su familiar, por lo cual amenazaron de muerte a los uniformados de Espinal, inclusive se escuchó una detonación de arma de fuego, esto a la altura de la localidad de Poblado, alrededor de las 10:00 de la noche.

Más tarde los habitantes confirmaron que el agresor nunca llegó a la comandancia, ya que los policías aurgumentan que se les escapó.

Los pobladores se reunieron este sábado y se manifestaron en la comandancia de Espinal, donde no fueron atendidos por nadie, ni tampoco por personal del Ayuntamiento.

Ante esto decidieron trasladarse a Papantla, donde piden que este caso no quede impune, ya que la menor se encuentra muy lastimada, se logró saber que el agresor fue policía municipal pero fue dado de baja, además tiene antecedentes de robo y también macheteó a una persona.