Policía Militar y Naval se quedan en Veracruz

El Presidente Enrique Peña Nieto ordena no cesen el resguardo a la población

Durante el evento, ambos mandatarios coincidieron en que Veracruz necesita la presencia de Fuerzas Armadas. Foto: Especial.
7 noviembre 2017 | 8:00 hrs | Manuel Carvallo

Alvarado, Ver.- El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, encabezó la ceremonia de abanderamiento del Buque Destructor ARM “Comodoro Manuel Azueta”, de la Armada de México, este lunes en Antón Lizardo, Veracruz.

Aunque la ceremonia estaba pactada para dar inicio a las 12:00 horas, esta inició más tarde y se desarrolló en un muelle ubicado al interior de la Heroica Escuela Naval Militar.

Peña Nieto estuvo acompañado por el secretario de Marina, Vidal Francisco Soberón Sanz y el titular de la Sedena, Salvador Cienfuegos Cepeda, quienes rindieron protesta a quienes ahora patrullarán las costas veracruzanas a bordo de esta embarcación.

Tras realizar un amplio reconocimiento a las Fuerzas Armadas por su compromiso con los mexicanos, el titular del Ejecutivo federal ordenó que la Policía Militar y la Policía Naval se mantengan en Veracruz con tareas de seguridad en apoyo a la población de la entidad.

Por su parte, el gobernador del estado, Miguel Ángel Yunes Linares, posteó en sus redes sociales un agradecimiento a Peña Nieto por girar tal instrucción: “La Policía Naval y la Policía Militar se quedarán en Veracruz hasta que termine nuestra administración. Gracias al Presidente Enrique Peña Nieto y a los Secretarios de la Defensa Nacional y Marina por su apoyo en la lucha contra la delincuencia”.

Al evento también asistieron personalidades como la delegada de Sedesol, Anilú Ingram Vallines; el titular de la SSP, Jaime Téllez Marié; el Fiscal General del estado, Jorge Winckler Ortiz, el presidente del Tribunal Superior de Justicia en Veracruz, Edel Álvarez Peña, ente otros.

Posterior a este evento se realizó el hundimiento controlado del casco del exbuque destructor “ARM Comodoro Manuel Azuela D-11”.