Pobre “niña” rica

12 junio 2018 | 21:43 hrs | El Tlacuilo

Lavaderos

Pobre “niña” rica

Da conmiseración Ana Miriam Ferráez, es la candidata más abucheada de estas campañas, invariablemente cuando es presentada en los eventos públicos de Morena se escucha la rechifla unánime; de hecho ya les da pena presentarla, pero ni modo, se les coló y ni modo de esconderla.

Todo apunta a que ni los propios militantes del partido que en esta la abandera ocasión votarán por ella; pobrecilla, trae el santo de espaldas.

Y es que de alguna manera se justifica el enojo de los militantes, pues su postulación dejó fuera a gente con mayores merecimientos; además de que tienen la desconfianza de que si gana, inmediatamente abandonaría sus filas para regresarse al PAN.

FUEGO FAMILIAR

En el caso de la señora Ferráez se aplica el dicho de que “a la vejez viruela”; porque demasiado tarde le dio por la política. Lo malo es que en sus dos postulaciones entró con calzador, en la primera, rumbo a la alcaldía de Xalapa navegó en contra de la voluntad del dueño del PAN-PRD en Veracruz, pues llegó impuesta por Alejandra Barrales.

El atrevimiento se lo cobraron en el proceso electoral no dándole los insumos suficientes para el triunfo. En esta otra, que compite por la diputación de Xalapa Rural por Morena, entra en contra de la voluntad de la militancia, y pues, “vox populi, vox dei”.

Lo lamentamos por su familia, porque en las dos ocasiones que Ana Miriam se ha lanzado a la aventura electoral, los negocios familiares se tambalean.

SE ALINEAN CON CUIT

No todos los Morenos son rebeldones, pues los diputados locales sí le hicieron caso a su candidato a la gubernatura. Así requirieron al fiscalín Winckler con carácter de urgente para que explique el por qué se ha hecho guaje con el tema de los colectivos de familiares de personas desaparecidas.

El diputado Rogelio Rodríguez se la recordó al Fiscal, nos referimos a la alarmante cifra que indica que Veracruz es la segunda entidad con mayor número de desaparecidos.

Donde sí la regaron los diputados es pidiéndole al Fiscal que se reúna con los Colectivos, cuando siempre les ha dado atole con el dedo; reunirse con él no les garantiza nada.

Será uno radical, pero sería mejor que empezaran a promover un juicio político contra Winkcler por las omisiones que ha tenido en ese delicado tema.

SE CAE CANALLÍN

No solamente fue el candidato a la gubernatura de Veracruz que “se desmarcó” de Ricardo Anaya, también lo han hecho así gobernadores, diputados y demás representantes populares.

Ante la inminente caída de Ricardo Anaya lo están dejando solo, incluso él ha bajado la fuerza de su campaña, lo que indica que también “sus inversionistas” han abandonado el barco.

Ahora lo único que resta a sus detractores es ya irlo aflojando un poco, porque si lo exhiben de más podrían victimizarlo y permitirle levantarse; es mejor que lo dejen que se enrede solito, que por cierto, lo hace bastante bien.

DAÑO COLATERAL

¿Qué tanto influirá la caída de Anaya en las elecciones de Veracruz?

Pues de acuerdo al desmedido interés que existe por parte de la población por la elección presidencial, es muy probable que sí le reste algunos votos al candidato de la alianza PAN-PRD.

Eso les pasa por andar aceptando a Dante en la coalición, seguramente los saló, pues aunque Delgado Rannauro es un político muy completo, eso de los buenos resultados en las urnas nunca se le ha dado.

Ahora hay que estar atentos, no vaya a ser que de última hora, Movimiento Ciudadano con todo y Yawi, abandonen el barco azul-amarillo… ¡Dante es capaz de eso y de más!

OPLE OMISO

Mientras las campañas transcurren en medio de protestas por violencia, intimidaciones y uso indiscriminado de los recursos públicos, el presidente del OPLE sigue dormido y no es capaz de tocar al candidato oficial ni con el pétalo de una rosa. Eso sí, Alejandro Bonilla se muestra dispuesto a intimidar a periodistas enviándoles sendos “citatorios” oficiales para que acudan ante el OPLE a explicar sus opiniones.

Qué triste papel está jugando Bonilla, quien le está haciendo un profundo daño a la credibilidad del instituto electoral veracruzano.

Bonilla no disimula que le está cuidando las espaldas a su patrón.

Ni modo, dentro de la estructura monárquica, a Bonilla le tocó ser el bufón del reino.

*Esta es opinión personal del columnista