Pobre crecimiento económico de Veracruz

8 mayo 2015 | 10:51 hrs |

El estado  reporta para el año de 2014, según INEGI, un 1.1 por ciento de crecimiento, a todas luces bajo e insuficiente.

Las políticas y programas económicos oficiales, tanto  estatales y municipales no funcionan, sus resultados son bajos, por no decir mediocres.

El mayor esfuerzo y sacrificio corre por parte de las y los veracruzanos, empresarios y trabajadores cada vez más desatendidos, limitados y sacrificados.

La realidad contradice la arenga oficial. Las noticias se repiten. Discursos y mensajes, actos y boletines gubernamentales no concuerdan con  resultados y registros. Las palabras quedan en palabras; y las buenas intenciones, no pasan de eso.

La nueva crisis de los precios del petróleo, la devaluación del peso y el movimiento en tasas de interés, entre otros problemas nacionales e internacionales, presionaran aún más.

Destacan los crecientes problemas de ineptitud y corrupción que afectan a dependencias estatales y municipales, especialmente en la falta de disciplina financiera y deuda pública en aumento.

Poco, muy poco o nada se hace contra la delincuencia gubernamental. Complicidad e  impunidad son obstáculo para el impulso del desarrollo de la entidad.

DE NEGATIVO A BAJO CRECIMIENTO.

2013 fue un año recesivo y de crecimiento negativo, aunque los responsables de las áreas y  del mismo informe  de gobierno estatal, que se sepa, no han reconocido o expresado algo al respecto. Opacidad y falta de rendición de cuentas se hacen frecuentes.

Lo ocurrido en 20014 simplemente comprueba que la Economía Veracruzana no despega, sigue a la baja e insuficiente; y también comprueba daños y limitaciones por  seguir con iguales o similares políticas y programas oficiales.

¿En dónde están los miles de millones de pesos y hasta de dólares, de las repetidas declaraciones y anuncios oficiales? ¿Y las obras públicas presupuestadas y no realizadas?

Hasta hoy, el bombo y platillo,  no se materializan en inversiones reales, empleos, salarios, prestaciones que fortalezcan la economía. Insalvable distancia del dicho al hecho, de declaración a inversión.

Peor en la inversión pública, en donde las «finanzas sanas», tan publicitadas y presumidas,  resultan ser en la realidad finanzas quebradas o debilitadas, que ahora requieren de austeridad, reingeniería y reducción presupuestal, claro a costa del bienestar de las y los veracruzanos.

De acuerdo a las Cuentas Nacionales, el Indicador Trimestral de la Actividad Estatal, de fácil y rápida consulta: http://www.inegi.org.mx/sistemas/bie/CuadrosEstadisticos/GeneraCuadro.aspx?s=est&nc=1568&e=30&c=30218.

Como punto de referencia, puede resumirse que en 2013,   el crecimiento económico, por cada trimestre   fue de: primero,  0.7 por ciento: segundo, 0.2 por ciento; tercero,  -0.2 por ciento; y cuarto  de -1,3 por ciento. Los que, al  anualizar, se convierten en, -0.15 por ciento

Para 2014, también en los mismos términos trimestrales fue de: 0.8 por ciento, 0.4 por ciento, 1.2 por ciento y de 2.1 por ciento. Anualizado  resulta en 1.1 por ciento.

Crecimiento, inferior al promedio nacional, que en el mismo año fue de 2.1 por ciento.

Veracruz en el lugar 25, sólo superando a Baja California, Baja California Sur, Campeche, DF, Morelos, Puebla y Sonora.

REPORTE DEL IV TRIMESTRE 2014.

El 30 de abril del presente año se difundió la información económica de coyuntura correspondiente a octubre-diciembre de 2014. En cuanto al ITAEE (Índice Trimestral de Actividad Económica) el estado de Veracruz observa  que,  su Economía observo dos hechos relevantes:

Por un lado,  una variación  de 1.8 por ciento respecto al trimestre previo.

Y por el otro, una variación de 3.4 por ciento respecto al mismo trimestre de 2013.

El IINEGI precisa que, el (ITAEE), es un indicador de coyuntura que ofrece un panorama general de la situación y evolución económica de las entidades del país.  Además,  el promedio de los cuatro trimestres del año  puede considerarse, como un indicador preliminar de la tendencia del Producto Interno Bruto por Entidad Federativa (PIBE) de ese año, y  se desglosa sólo  en tres grupos de actividades económicas: primarias, industriales y de servicio. Las cifras actualizadas del sistema de cuentas nacionales, son con base 2008.

MAS DE LO MISMO…Y PEOR.

Esta información del IV trimestre, es en cifras desestacionalizadas, y permite adelantar o advertir sobre importantes aspectos de las actividades económicas veracruzanas, variaciones respecto  al mismo trimestre del año anterior::

Las actividades Primarias, reportan uno de los peores desempeños  de Veracruz en el país, con un -6.4 por ciento.

En cuanto a las Secundarias (con minería petrolera), también se observa un resultado negativo con -2.0 por ciento.

Y sólo las actividades Terciarias se destacan, hasta los primeros lugares del esfuerzo nacional, con un 5.7 por ciento.

A reserva de ampliar este análisis de fortalezas y debilidades más importantes. Puede afirmarse que la contracción del campo veracruzano, alienta la migración campo ciudad  presionando y  distorsionando el desarrollo urbano, incrementando la demanda de servicios básicos y desarrollando más cinturones de pobreza y marginación; y que el debilitamiento de la industria presiona a mas desempleo, subempleo e informalidad.

En los hechos, se nota la distancia y falta de  coordinación de los presuntos responsables estatales y municipales, con   las mismas áreas y dependencias del Gobierno Federal. Ya ni que decir de la fugaz y superflua vinculación con los diferentes sectores de la economía del país y grupos empresariales, de organizaciones de  trabajadores, organismos no gubernamentales y estudiosos de la realidad nacional e internacional.

En la comodidad de la rutina burocrática; del disponer  discrecionalmente del presupuesto oficial; sin transparencia, acceso a la información y verdadera  rendición de cuentas. La participación gubernamental estatal y municipal en el apoyo e impulso a la Economía veracruzana, simple y sencillamente  es pobre e intrascendente, basada en la  costumbre y rutina, de más de lo mismo. De repetir y repetir acto y foto, declaración y boletín, aún en situaciones o contextos distintos.

Así, no extrañan la poca o nula participación en  el diseño e instrumentación de  políticas públicas para el desarrollo económico actualizadas, pertinentes y acordes a la nueva realidad. Demasiado rollo del desarrollo.

En resumen: en Veracruz adelante la prosperidad de la pobreza…y el hambre.