Pluris: golpe mortal al PRI

12 abril 2018 | 17:39 hrs | Carlos Jesús Rodríguez | Carlos Jesús Rodríguez

LOS BUENOS resultados obtenidos por el PRI en la elección de agentes municipales en las cinco congregaciones de Xalapa el domingo pasado –cuatro para el “tricolor” y una para MoReNa- son, sin duda, un respiro para ese partido que ya no siente lo duro sino lo tupido por el rencor social que le culpa de todos los males habidos y por haber, y un porrazo al alcalde local Hipólito Rodríguez que sigue causando decepciones, sin embargo, el golpe mortal que se avecina podría no venir de fuera sino del interior de ese instituto, en donde la rebatinga por las posiciones plurinominales al Congreso del Estado será determinante para que algunos mantengan su militancia “bajo protesta” y otros, de plano, le digan adiós al ex partidazo, sobre todo porque sienten que el abanderado de la coalición “Por un Veracruz Mejor” a la Gubernatura, José Francisco Yunes Zorrilla, ha dejado la decisión total en manos del dirigente estatal priista, Américo Zúñiga Martínez, quien reparte posiciones a sus incondicionales dejando fuera a quienes tienen cuadros y presencia, aun cuando pudiera perjudicar al oriundo de Perote. Y es que el ex alcalde de Xalapa está imponiendo su temperamento por encima de los intereses del aspirante al Gobierno del Estado, dejando en el camino a militantes que se han jugado el pellejo por el Revolucionario Institucional para imponer arribistas que amenazan con voltearle los resultados a Yunes Zorrilla si no cumplen sus caprichos, luego de haber sido descartados en otras ocasiones para cargos de elección popular por cierto “sospechosismo” en torno a sus personas y bienes. Américo, dicen los que saben, se quiere vengar de presuntos enemigos políticos e imponer a quien le da la gana, en este caso a Erika Ayala Ríos, la eterna lideresa del Sindicato Único de Trabajadores del Colegio de Bachilleres del Estado de Veracruz (COBAEV), suplente de diputada y en un golpe de suerte, senadora suplente y propietaria tras la licencia de Héctor Yunes Landa; un tiempo secretaria general de la CNOP y del PRI, y en ese tenor andan otros como la ex lideresa nacional de la CNC, ex Gobernadora de Tlaxcala y ex Embajadora de México en Brasil, Beatriz Paredes Rangel, que busca meter con calzador a la ex Secretaria General de la Liga de Comunidades Agrarias, Bertha Hernández Rodríguez, olvidando acaso que el “tricolor” lo menos que necesita en estos momentos es dividirse, menos por antojos.

YA LAS diputaciones Federales plurinominales fueron repartidas entre el Senador Héctor Yunes Landa y la ex delegada Estatal de la Secretaría de Desarrollo Social, Anilú Ingram Vallines, y aseguran que cuando alguien preguntó a Yunes Zorrilla por qué esa decisión, el abanderado a la Gubernatura enfatizó: -hay cosas contra las que no se puede luchar (haciendo alusión a esas fuerzas que jalan más que un par de yuntas)-. Lo grave es que algunas imposiciones que se hicieron de ciertos candidatos a diputaciones uninominales, incluso, por conducto de partidos aliados como el Verde Ecologista de México, en Los Tuxtlas, darán al traste con ese mensaje renovador que busca inculcar Yunes Zorrilla en la sociedad, y que bien definió José Antonio Meade cuando alguien le sorrajó: ¿el PRI es corrupto? A lo que respondió: -no, si acaso serían algunos personajes que allí militan, pero el partido no es corrupto-.

EL MIÉRCOLES pasado, a invitación de dos importantes operadores de Cuitláhuac García Jiménez, candidato del Movimiento de Regeneración Nacional a la gubernatura acudí a un desayunadero xalapeño; ambos de reciente cuño morenista, pues hasta hace poco militaban en el PRI, comentaron al reportero su decepción con quienes dirigen a ese instituto por ese vicio “toma todo” que no pueden dejar sus dirigentes. Sin hablar pestes de nadie, criticaron con puntualidad que existe una falta de liderazgo en el Revolucionario Institucional que viene desde el centro, pero que se acentúa en el Estado, y que si José Francisco Yunes Zorrilla no se impone y mete orden, no solo quedará en tercer lugar sino que podrían llevarlo al cuarto sitio, lo que sería lamentable para un personaje como él, y un instituto que detentó el poder durante muchos años.

DICEN LOS ahora morenistas –una especie de evangelizadores ya que según nos comentan fuentes alternas, tienen como objetivo cada uno de los conversos convencer a 10 o más de unirse al proyecto de López Obrador y Cuitláhuac-, que a Pepe Yunes no le están diciendo las cosas, ya que alrededor de su persona se mueven cinco o seis grupos que no ven por los intereses del PRI y del candidato a Gobernador sino por los personales, de tal suerte que más de tres buscan encajarse como aspirantes plurinominales o uninominales para tener una especie de plataforma en espera de mejores años, lo que ha desgastado al “tricolor” que ahora navega con muchos capitanes y tropa que comienza a rebelarse.

PUDIMOS COMPROBAR que a diferencia del equipo de Pepe Yunes y Miguel Ángel Yunes Márquez, este último aspirante por la coalición “Por Veracruz al Frente”, donde no hay quienes coordinen o mantengan una relación estrecha con los medios de comunicación, lo que ha engendrado alejamientos, en MoReNa los operadores comienzan a accionar en ese aspecto, ya que para sumarse al equipo pusieron una sola condición: ser escuchados y atender las propuestas que se van haciendo, siempre y cuando éstas tiendan a mejorar la imagen del abanderado. Reconocen la inexperiencia del Cuit en la materia, pero aseguran que la distancia del morenista no es porque sea refractario a la prensa sino porque no sabe cómo lidiar con ésta, pues muchos, sin ser medios, se acercan a pedirle dinero y en estos momentos MoReNa no podría atender esas demandas pero si mantener una buena relación informativa.

COMO FUERA, la rebatinga al interior del PRI por las plurinominales, aunado a la distancia que ha marcado Américo Zúñiga en torno a los medios de comunicación pero, sobre todo, de los grupos que representan mucho, pero que considera sus enemigos, no augura nada bueno a la campaña de José Francisco Yunes Zorrilla, sobre todo si este último mantiene esa actitud apartada de la sociedad que se refleja en un hecho: -atiende de momento a todos, pero no da seguimiento a los acuerdos-, y eso ha provocado malestar en personas que, como los ex priistas, ahora Morenistas, dejaron el barco al entender que no hay compromisos serios. En fin, aún falta mucho para la elección –bueno, ni tanto-, y ojalá Yunes Zorrilla reflexione en torno a yerros para con seguidores tanto del PRI como de su equipo manipulado por una sola persona. Así de simple. OPINA carjesus30@hotmail.com

*Esta es opinión personal del columnista