Petroleros

14 febrero 2017 | 11:04 hrs | Mario Noriega Villanueva

 

Sea como sea, ahora se respira un ambiente de tranquilidad y unidad en el sector petrolero, según se ha visto en las asambleas últimas de diciembre y de la semana pasada, ésta con motivo del ochenta aniversario de la constitución de la Sección 30 del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana. El evento tuvo lugar en la sala del cine teatro social pero trasmitida hacia afuera a través de pantallas.

Los trabajadores petroleros repletaron el recinto social y desde un principio se mantuvieron muy atentos a la ceremonia sobre todo, al mensaje que el secretario general del comité ejecutivo local, Sergio Lorenzo Quiroz Cruz, vertió y en el que desde luego, destacó el llamado a mantener, preservar la unidad que como nunca antes se ha manifestado dentro del gremio.

Ante distinguidos invitados quedó de manifiesto lo que se hace cuando existe interés entre los miembros de la Sección 30 como por ejemplo, evitar la devastación que Pemex Empresa Productiva del Estado (PEPE) y el Gobierno Federal, pretendían con el Sindicato Petrolero y con la Sección 30 en particular, pero que se pudo salvar, al menos por el momento, merced a la unidad que prevalece en este sector.

Las dificultades que amenazaron y aún amenazan al sector petrolero porque el gobierno y la empresa, persisten en su intención de contraer la plantilla laboral porque la intención es dejar todo el camino libre a las empresas extranjeras para que traigan al personal que trabajará para ellas y quizá dejar espacio para algunos trabajadores a los que se les pagarán salarios de hambre, pero la fuerza de la Sección 30 se ha dejado sentir por la comunión, lealtad y disciplina de sus miembros.

Aspectos que quedaron de manifiesto durante la celebración de los 80 años de la Sección, porque además, ha sido un sector que ha sido punta de lanza para alcanzar beneficios que de ninguna manera son los que debían recibir por toda la riqueza que Poza Rica ha producido, pero sí se lograron obras de beneficio colectivo, como el mercado Poza Rica, las escuelas primaria Artículo 123 “María Enriqueta” e inicialmente secundaria “Salvador Díaz Mirón”, el distribuidor vial que finalmente quedó en solo un puente alto, etc.

El dirigente seccional, reconoció en los trabajadores a los artífices de la unidad y les conminó a mantenerla y preservarla porque solo en esas condiciones podrán hacer frente a las dificultades que todavía deberán ir afrontando, pero que se pueden sortear en esas condiciones. Agradeció su lealtad y disciplina a todos y cada uno de ellos y les dijo que habrá que defender a como dé lugar la unidad que ahora se disfruta en la organización sindical.

Todavía falta mucho por dar a la Sección 30 y ayer, el líder seccional y alcalde de la ciudad, decía que por ejemplo está pendiente el acueducto Río Tecolutla-Poza Rica, para resolver el problema del agua que ya se ha hecho más crítico, sobre todo porque ya el Río Cazones ya no tiene los flujos del vital líquido como los tenía hace varias décadas. En eso, se mantendrá la presión porque tendría que ser una inversión múltiple: Gobierno del Estado, Pemex, Gobierno municipal, etc.

Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmail.com