Peter Bankov se enamora de cultura visual mexicana

Las actividades de Peter Bankov dentro de este Primer Festival Naranja continúan este jueves 18 de mayo con la apertura de su exposición retrospectiva de 25 carteles

Foto: Noreste
18 mayo 2017 | 12:45 hrs | Ana Martina Ortiz León | Arte y Cultura

Xalapa, Ver.- Siendo estudiante el diseñador gráfico Peter Bankov le preguntó a uno de sus maestros más queridos qué debía hacer para ser feliz en su profesión. Éste le enumeró tres reglas: amarla, dedicarle todo el tiempo posible y no traicionarla. Hoy Bankov es uno de los cuatro diseñadores gráficos rusos más prolíficos y brillantes del momento.

Su presencia en el Primer Festival Naranja de Diseño Visual atrajo la atención de alumnos y maestros de la Unidad de Artes que abarrotaron la Galería AP, donde el artista habló acerca de “Cómo dejar de preocuparse y amar el diseño de carteles”, conferencia en que habló de los orígenes del diseño gráfico moderno ruso influenciado principalmente por dos corrientes: el constructivismo y el futurismo.

Con trabajos de otros diseñadores Bankov ejemplificó estas influencias y aseguró que la tipografía es un rasgo característico del diseño gráfico ruso, determinado en este caso por el constructivismo del alfabeto cirílico. Hace más de cien años, sin embargo, se elaboraban libros con tipografías hechas a mano y caligrafías extrañas y feas que en conjunto producían efectos visuales maravillosos.

Foto: Noreste
Foto: Noreste

Las tendencias futuristas se reflejan en los diseños del guía y mentor que le inculcó las normas de vida indicadas líneas arriba. Este personaje, dijo Bankov, a los 72 años de edad dejó Rusia para irse a vivir a Japón, convirtiéndose en una estrella artística, por lo que tiempo después que se volvieron a ver le preguntó si sus reglas habían cambiando respondiéndole que eran las mismas y que únicamente había agregado otra: no tener miedo.

“Este artista hacía todos estos dibujos con un solo movimiento de la mano y están hechos a un solo golpe. Fue una persona muy creativa, muy artística y lo considero un genio. Aunque muchas de sus ilustraciones las hizo hace 50 o 60 años se ven modernas, muy actuales”, comentó Bankov a través de la persona que realizó la traducción durante la conferencia.

Además de la tipografía, el diseño gráfico ruso actual se distingue por la independencia de sus creadores, generalmente artistas jóvenes, que no tienen temor pero sí poco dinero, lo cual les permite hacer lo que quieren sin depender de alguien. “Sí conocen bien a todos estos diseñadores constructivistas, pero ahora se están distanciando de ellos porque reconocen la fuerte dependencia que estos artistas tenían de todo ese estilo soviético que ya no es actual”.

Deseosos por saber más acerca de su trabajo como cartelista, el género que escogió para desarrollarse artísticamente, los jóvenes le solicitaron que lo mostrara, pero les dijo que lo encuentran en más de 300 mil enlaces que tiene en Internet y que si bien diariamente crea un cartel nuevo hay algunos que hace con lentitud mas dice que los hace en cinco minutos.

Aunque es su primera visita a México, la cultura visual le pareció maravillosa y muy grande; “lo que estoy buscando aquí no es la belleza de algunas funciones de diseño sino todo lo feo que encuentro, porque a mí me encanta este tipo de cultura kitsch y a partir de esto trato de enriquecerme. He notado que ustedes usan muy poquito de toda esta riqueza visual porque en realidad lo bonito está en lo feo”.

Las actividades de Peter Bankov dentro de este Primer Festival Naranja continúan este jueves 18 de mayo con la apertura de su exposición retrospectiva de 25 carteles en los que plasma su sentido de abandono y su estilo peculiar y único. En este mismo evento disertará otra charla, cuya sede es la Galería de Arte Contemporáneo de Xalapa a partir de las 19:30 horas.

Foto: Noreste
Foto: Noreste

Peter Bankov

Inició sus estudios como escultor en la Escuela de Arte de Minsk; posteriormente estudió en Universidad Estatal de Artes Impresas de Moscú donde se especializó en diseño editorial.

En 1993 creó el proyecto NEUCH (traducido como IGNORANTE). Su trabajo se enfoca principalmente en el diseño y la producción de libros de autor. Es fundador y editor en jefe de la revista KAK, uno de los puntos de referencia para el diseño gráfico ruso. También es fundador y director creativo de Design Depot Studio, en Moscú.

Ha recibido numerosos premios internacionales de diseño, entre los que se encuentran el Premio Platino de Graphis Poster Annual; el Premio de la Exhibición del Centenario de la Primera Guerra Mundial en Nizhny Novgorod, Rusia, y el Grand-Prix de la Asian Graphic Invitational Exhibition en Seúl, Corea del Sur. Sus proyectos de arte son parte de colecciones privadas en Moscú, Londrés y Beijing.