Persisten anomalías en los certámenes de la Coordinación Nacional de Literatura del INBA

Aunque no se han lanzado las convocatorias ni las bases para concursar en los premios Xavier Villaurrutia de Escritores para Escritores 2019 y de Poesía Aguascalientes 2020, ya existen 13 participantes registrados

Foto: Web.
28 mayo 2019 | 13:04 hrs | Excelsior | Arte y Cultura

Aunque no se han lanzado las convocatorias ni las bases para concursar en los premios Xavier Villaurrutia de Escritores para Escritores 2019 y de Poesía Aguascalientes 2020, ya existen 13 participantes registrados en la plataforma virtual que administra la Coordinación Nacional de Literatura del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), siete para el primero y seis para el segundo, lo cual pondría en duda el proceso de ambos certámenes.

El propio INBA, en su comunicado 703 del pasado 19 de mayo, detalló el estado de las convocatorias y afirmó que durante el segundo semestre de 2019 se darían a conocer las bases de ambos premios, por lo que parece irregular que haya registros sin bases.

Excélsior consultó las páginas oficiales de ambos premios. En el primero aparece una leyenda donde se informa que “las bases del Premio Bellas Artes Xavier Villaurrutia de Escritores para Escritores 2019 se darán a conocer el 4 de octubre”; mientras que en el segundo se puede leer que “las bases del Premio Bellas Artes de Poesía Aguascalientes 2020 se darán a conocer más adelante”.

Pero en la página electrónica https://www.inba.gob.mx/listadopbal2019 —utilizada para que los participantes de los premios Bellas Artes se inscriban— aparecen siete registros para el Xavier Villaurrutia, con los folios R00001, R00004, R00007, R00011, R00012, R00013 y R00014; y seis registros para el premio Aguascalientes de 2020 (obra inédita), con los números Q00001, Q00005, Q00006, Q00009, Q00010 y Q00011.

Las anomalías fueron informadas a Excélsior por participantes de los Premios Bellas Artes, quienes, al verificar su registro en la plataforma, se percataron de que ya hay registros para dos concursos que no cuentan con bases, lo cual pondría en tela de juicio su equidad, transparencia y legalidad.

El hecho se suma a las anomalías informadas (Excélsior, 22/05/2019) por otros concursantes, quienes denunciaron la supuesta apertura de plicas en al menos dos concursos, lo cual negó la autoridad federal en dos comunicados, así como la reducción de 50% en el monto asignado al ganador del Premio Internacional Alfonso Reyes y la eliminación injustificada del Premio de Ensayo Malcolm Lowry.

“Este hecho me parece muy grave, porque el periodo de recepción debería respetarse. Digamos que alguien podría impugnar el resultado si alguna de esas obras ya registradas ganara el concurso”, expresó un escritor que ya ha sido jurado en este tipo de premios y quien pidió reservar su nombre.

Excélsior solicitó una entrevista con Cristina Rascón, coordinadora Nacional de Literatura, para que hablara sobre el tema, pero a través de su jefe de difusión informó que no la concederá. También se buscó a Lucina Jiménez, directora del INBA, pero hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta.

Acepta y cancela
sin explicación

El jueves pasado, Rascón accedió a una entrevista con este diario para hablar sobre las posibles irregularidades en los Premios Bellas Artes, pero, una hora antes de que se concretara, la funcionara canceló sin explicación.

Sobre el tema de las plicas, Rascón emitió un segundo comunicado, el pasado 23 de mayo, en donde informó que había pedido información al Instituto de Cultura de Durango sobre el postulante que fue informado sobre la apertura de las plicas.

Pero la funcionaria federal consideró “que se mantiene el proceso marcado por la convocatoria y las medidas de seguridad en la sede”, ratificó que el procedimiento de registro para los premios ha sido transparente y legal, “y precisa que fue el postulante quien se comunicó telefónicamente a la sede para preguntar por qué sólo había un registro de su obra, cuando envió dos plicas con seudónimos diferentes”.

Y así justificó el hecho: “el personal de la sede estatal recibió un paquete postal que contenía dos sobres cerrados con sus respectivas plicas (hoja con datos personales de contacto) en cuyas carátulas se detallaba cada folio, y procedió a registrar sólo un folio de plica y no los dos contenidos en el paquete. No se abrió ninguna plica, pues el registro es por folio, el cual viene en la carátula del sobre. El registro de participaciones no se realiza por nombre real, el cual sólo se detalla en la plica dentro de cada sobre cerrado”.

Pero una vez revisada la petición de dicho postulante, “se procedió a hacer el registro de la segunda plica, ya que no hay restricción en el número de obras con las cuales una persona puede participar. En ese sentido, el jurado y el participante tienen la garantía de su anonimato”, concluyó.