Periodistas en la mira

23 junio 2017 | 11:07 hrs | Ángel Álvaro Peña

Sin duda los últimos cinco años han sido los más difíciles para los periodistas mexicanos, pero en especial para los comunicadores del estado de Veracruz.

Los comunicadores de esta entidad son los más vulnerables del planeta, se arremete contra ellos y no hay fuerza humana que pueda mover el brazo de la legalidad para hacer justicia.

La impunidad en las agresiones contra los periodistas es la principal motivación para  robar, desaparecer, matar, encarcelar periodistas en Veracruz principalmente, pero el resto del país no se queda atrás en cuanto a su maltrato, que parece contar con la anuencia del gobierno.

El gremio más solitario del país son los periodistas y así lo registran los medios y los obituarios.

Esta vez la agresión se dirigió de manera tan alevosa como certera, y violentando el estado de derecho en el que todos los mexicanos tenemos derecho a vivir, contra la columnista Claudia Guerrero Martínez, quien se ha distinguido por la tenacidad en su investigación sobre casos realmente escabrosos para el oficio del periodismo.

En una querella, para asegurar el pago de una demanda que en apariencia le ganó a la periodista, un juez ordenó el embargo de los predios cuyo valor cubra los cinco millones de pesos, en los que valuó el daño al patrimonio moral de un individuo.

Los dos terrenos que han sido asegurados a la periodista, de manera precautoria, se ubican, uno en la colonia Venustiano Carranza, con superficie de 136 metros cuadrados, así como un lote de la calle Adolfo López Mateos de la colonia Emiliano Zapata, con superficie de 123 metros cuadrados para garantizar su responsabilidad civil por actos ejecutados con “dolo y mala fe, por daños y resarcimiento de  perjuicios generados por una actitud dolosa y de mala fe cometidos por la ahora demandada”.

El simple hecho de haber establecido negocios directamente con Javier Duarte de Ochoa deja mucho que desear e impulsa interpretaciones que mueven a complicidad. La columnista llamó a esta relación “Una red de complicidad gubernamental con esta empresa agiotista, y ahora la respuesta legal pareciera estar basada en una decisión parcial y muy poco profesional.

La empresa cuyos propietarios demandaron a Claudia Guerrero hizo negocios ilícitos al amparo del poder y ahora, al verse descubiertos, emprenden una campaña de desprestigio como distractor ante la opinión pública, se prestan  al juego.

Esta es la quinta vez que demandan a Claudia Guerrero, para pedir Derecho de Réplica, ven en ella a un ser vulnerable por una doble razón, la primera de ellas es se trata de una periodista y los miembros de este oficio no son respetados. Más aún durante el periodo vergonzoso de Javier Duarte, se criminalizaba a la víctima, es decir, si el comunicador era asesinado o desaparecido, de inmediato surgían informaciones sobre sus víctimas acerca de nexos con el narcotráfico o simplemente enredados en líos de faldas de manera permanente.

La otra razón es que es mujer, y por ello la amenazan, la insultan y ahora la quieren dejar sin patrimonio.

En momentos en que las mujeres periodistas valientes son señaladas por los abusos de instancias diferentes, surge este problema contra Claudia Guerrero, cuyo profesionalismo nadie pone en duda, y no por el hecho de ser mujer agredida sino por la falta de solidaridad en un gremio donde ser mujer y periodista es una razón muy sólida para agredir con todas las probabilidades de quedar impunes.

Ahí está el caso de Carmen Aristegui, a quien los primeros en intentar descalificarla son los propios periodistas que no están de acuerdo con su forma de realizar su trabajo

Ahí está el caso de Sanjuana Martínez por quien la Comisión Nacional de Derechos Humanos emitió una recomendación al Gobierno de Nuevo León para que garantice la protección de la periodista, amenazada de muerte a través de redes sociales.

Pero tratándose de periodistas lo mismo se espía, investiga, se persigue o se maltrata a hombres que a mujeres. Está el caso de Carlos Loret de Mola, quien ha sido intimidado, muy posiblemente con la anuencia de algún tipo de autoridad, así como sucedió en el caso de Claudia, donde hasta un juez entra al juego para arremeter contra la comunicadora. Una persona que debe mostrar su honestidad en cada uno de sus fallos.

La empresa que demanda a Claudia Guerrero sienta precedente en el estado de Veracruz y a nivel nacional al ejercer su derecho de réplica acudiendo a tribunales federales, luego de que la periodista publicó en su columna una serie de afirmaciones ‘falsas’ en relación con la financiera.

El individualismo de los integrantes del gremio periodístico, podría convertirse en una actitud criminal de seguir así. La indiferencia sobre la realidad ilegal de una compañera de trabajo debe enunciarse  y apoyar a la víctima y no colocarla en el banquillo de los acusados mientras no se demuestre lo contrario. PEGA Y CORRE.-  Ahora los problemas que provocó Javier Duarte y que Yunes Linares no ha podido resolver se repiten en las calles de Xalapa. Jubilados advirtieron al mandatario, Miguel Ángel Yunes, que si en un mes no les paga las prestaciones que quedaron pendientes desde la pasada administración, interpondrán una denuncia contra el gobierno. Dijeron que además de la demanda realizarán plantones en el palacio de gobierno de Xalapa. La secretaria de organización de la Agrupación Estatal de Jubilados y Pensionados del ISSSTE, Georgina Martínez Marín, dijo que el gobierno les adeuda más de tres millones de pesos en prestaciones como son seguro institucional, de vida, de riesgo de trabajo, de retiro, bono por el Día del Maestro, aguinaldo, prima vacacional, bono de imagen, pago de marcha y hasta el Sistema de Ahorro para el Retiro… Esta columna se publica los lunes, miércoles y viernes.

Dudas y comentarios, escríbenos a:
angelalvarop@hotmail.com
Twitter @politicosad 

*Esta es opinión personal del columnista