Pepe el visible candidato del PRI

13 agosto 2017 | 19:41 hrs | Por Carlos Jesús Rodríguez Rodríguez | Carlos Jesús Rodríguez

POR SI ACASO…

EL JUEGO político dispensado al Senador José Francisco Yunes Zorrilla en los días previos a la XXII Asamblea Nacional del PRI -como Presidente de la Mesa Temática del Programa de Acción- y, posteriormente en el evento mismo al que asistió el Presidente Enrique Peña Nieto, no deja lugar a dudas de quién será el candidato de ese instituto a la Gubernatura el próximo año. Tal vez por ello, Pepe Yunes debe comenzar a armar un sólido andamiaje que le permita escalar hacia una “postulación de unidad”, pues de lo contrario las posibilidades de éxito en las urnas serán más que imposibles. En principio tendría que sacudirse a las molestas “rémoras” acostumbradas a medrar al lado del tiburón, y todo aquello que resulte detestable para la sociedad, entre otros, personajes del pasado reciente que tradicionalmente han abrevado en torno al poder provocándole más daños que beneficios a quien lo detenta.

El de Perote será un candidato joven y, por lo tanto, debe rodearse de ese sector de población que ha sido de los más olvidados por anteriores y el actual Gobierno, pero sin descuidar, por supuesto, al grupo de adultos mayores que, igualmente, siguen rezagados pese al aporte que pueden dar, aunque quizá deba deshacerse de los mismos de siempre, eneste caso los Carlos Brito Gómez, Amadeo Flores Espinoza, el afamado Gonzalo Morgado Huesca –conocido como el “capitán chanchas” por el servilismo que despliega en aras de seguir en nómina-, y tantas otras ramificaciones de esos grupos que en el pasado reciente no han aportado nada a la sociedad y si, en cambio, la han sangrado tanto como Javier Duarte -si se suman todos los años de estar cobrando en el sector oficial y hacer negocios-.

QUIZA EL de Perote debe enfocar baterías hacia las universidades públicas y privadas, donde encontraría un importante nicho de seguidores jóvenes, no solo universitarios mayores de 18 años que ya pueden sufragar pero que demandan compromisos firmes, sino en la plantilla de catedráticos, muchos de estos, también, jóvenes que podrían aportar cosas nuevas a su propuesta, y no hacer como el actual “Gobernador del Cambio” que solo tomó en
cuenta a la rectora Sara Ladrón de Guevara –ahora desdeñada por académicos y alumnos que le exigen retire sus ímpetus reeleccionistas-. Pepe, sin embargo, debe mostrar un discurso convincente que le apueste al combate a la corrupción no solo de palabra sino de obra y como misión fundamental, y acaso la mejor muestra es no dejarse ver o exhibir con duartistas que tanto daño causaron a la sociedad, pues la presencia de uno solo en su equipo de campaña o en elaboración de proyectos le acarreará severos cuestionamientos. Tal vez por ello debe comenzar de cero sacudiéndose a los tradicionales vividores que van a la caza
de beneficios personales a partir de supuestas propuestas caducas y trasnochadas.

Y ES que no obstante ser el político priista mejor posicionado de cara a la selección del candidato a la Gubernatura, Yunes Zorrilla debe tomar en cuenta que el PRI no es el puntero en la preferencia ciudadana, ya que al menos en Veracruz se encuentra en el tercer sitio en la
intención del voto, y si no se sacude a esos estorbos –que le causan más daños que beneficio, entre estos, varios cercanos a su equipo de trabajo que lo han tornado infranqueable-, las
posibilidades de triunfo se irán achicando, y acaso el Comité Ejecutivo Nacional opte por una alianza para no dejar el poder, de nueva cuenta, a la coalición PAN-PRD que, todo indica, repetirá para favorecer a Miguel Ángel Yunes Márquez, el hijo consentido del gobernante en turno.

HAY QUIENES afirman que ahora que los estatutos, principios básicos y programas de acción serán modificados tras la XXII Asamblea Nacional, el PRI, en caso de no remontar Yunes Zorrilla podría, incluso, recurrir a un simpatizante, en este caso Ricardo Ahued, por fortuna para Pepe, en su propio equipo, y acaso de lo más valioso que tiene, independientemente de que el propio empresario podría ser el abanderado de una eventual alianza entre el Movimiento de Regeneración Nacional y el PRI –si ambos se empeñan en que no llegue otro Yunes al poder-, ya que MoReNa, contra lo que se diga, no tiene un abanderado ganador en Cuitláhuac García Jiménez que, ahora se sabe, podría haber obtenido el respaldo del ex gobernador en prisión, Javier Duarte de Ochoa, para atajar en su momento a Miguel Ángel Yunes Linares, algo que no se pudo porque atomizaron, finalmente el voto para MoReNa y PRI, y el beneficiado fue el que enarbolaba al Gobierno del Cambio.

COMO FUERA, Pepe con más de la mitad de la candidatura priista en la bolsa debe optar por renovarse, esto es, deshacerse de todo lo que no le ha servido, dejar de exhibirse
con los mismos peces que emulan a aquellos que se alimentan de los despojos que deja el tiburón, incapaces de proveerse sus propios recursos, y optar por nuevos mecanismos como llevar una agenda seria y cumplirla a cabalidad, atender a la sociedad en sus reclamos ofreciendo alternativas serias que pueda satisfacer. Planear con antelación sus encuentros con grupos distintos y no a partir de ocurrencias, e incluso, más allá de los priistas, pues se trata de atraer a los que dejaron de creer y, de plano, a los que se encuentran en otros barcos pero que comienzan a decepcionarse del capitán. Y es que si sigue en lo mismo, con la misma gente, sin renovarse ni actualizar el discurso e, incluso, dejando atrás el exceso de caballerosidad –pues todo exceso es malo-, su proyecto no avanzará. Así de simple…
*****
AQUÍ LO dijimos: no solo criticamos sino, también, reconocemos cuando el Gobernador asume con responsabilidad el mandato que le confirió el pueblo, y en ese sentido, reconocemos su decisión de vetar la ley que permitía celebrar peleas de gallos y vaquilladas en el Estado, porque se trata de una decisión sensata, más allá de los intereses que pudieran tener algunos diputados y grupos empresariales. Y es que gallos y vaquillas son animales que
no pelean como los boxeadores por dinero, fama y decisión personal, sino que son obligados a hacerlo hasta la muerte, y eso es inaudito en un pueblo que desea la paz. No debe, bajo
ningún concepto permitirse semejantes salvajadas a costa de la risa y emoción trastornada de unos cuantos en aras de embolsarse algunos pesos. Bien por el Gobernador y nuestro reconocimiento. OPINA carjesus30@hotmail.com

*Esta es la opinión personal del columnista.