Peña10 exgobernantes detenidos

15 octubre 2017 | 17:51 hrs | Por Carlos Jesús Rodríguez Rodríguez

POR SI ACASO…

SI EL tema del combate a la corrupción fuera toral en la elección presidencial que viene –e, incluso, en la Estatal-, y si el voto se decidiera a partir de ¿qué Presidentes de la República han llevado a prisión a más presuntos ex mandatarios corruptos, sean o no de sus propios partidos, incluidos colaboradores de éstos?, el PRI ganaría de calle, ya que, sin duda, Enrique Peña Nieto ha sido el que ha puesto tras las rejas a más pillos, incluido el ex gobernante
veracruzano, Javier Duarte de Ochoa, aunque son los mandatarios de oposición quienes han capitalizado con mayor fiereza esa lucha, sobre todo porque, actualmente, siete ex gobernadores priístas y dos panistas están detenidos.

Sea como fuera, lo cierto es que en este Gobierno Federal, a diferencia del pasado reciente, ha habido autorización para que se aplique la ley, algo que en otros regímenes había sido
impedido, “haiga sido como haiga sido”. Pero vayamos por partes: en el periodo de Vicente Fox Quedada, solo el ex Gobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva Madrid (alguna vez jefe de Gina Domínguez Colío, actualmente recluida por presunta corrupción) fue detenido tras permanecer prófugo durante dos años, siendo arrestado el 24 de Mayo de 2001, en Cancún. Se le acusa de tener vínculos con el narcotráfico, por lo que fue extraditado a Estados Unidos, a Francia y nuevamente a México, pero en la administración de Enrique Peña Nieto han sido encarcelados 10 ex gobernadores (8 del PRI y 2 del PAN): el priista
Andrés Granier, de Tabasco (2007-2011) quien fue ingresado a prisión el 25 de junio de 2013 acusado de defraudación fiscal. Jesús Reyna, exgobernador interino de Michoacán, también, priísta. Sigue preso desde el 5 de Abril de 2014 por delincuencia organizada. De igual manera ha sido arrestado el ex mandatario de Sonora (2009-2015), Guillermo Padrés –de filiación panista-. Se le detuvo el 11 de Noviembre de 2016 acusado de operaciones con recursos de procedencia ilícita. Flavino Ríos, quien estuvo 49 días como Gobernador interino de Veracruz, fue encarcelado el 12 de Marzo de este año con cargos baladíes como encubrimiento, tráfico de influencias y abuso de autoridad, lo que para muchas personas fue un exceso y parte de la persecución que Miguel Ángel Yunes Linares desató contra el duartismo, aunque Flavino no forma parte de esa corriente. Está en libertad distrital.

OTROS DETENIDOS en el Gobierno de Peña Nieto son: Tomás Yarrington, que gobernó Tamaulipas entre 1999 y 2005, arrestado el 10 de abril en Florencia, Italia. Al tamaulipeco lo acusan de lavado de dinero y nexos con el narcotráfico, por lo que en caso de ser extraditado primero sería llevado a Estados Unidos donde enfrentaría un juicio y sería sujeto a prisión para, posteriormente, ser traído a México para que enfrente los cargos que le enderezan.

También han sido detenidos: Javier Duarte de Ochoa en el departamento de Sololá, Guatemala, donde se encontraba prófugo. Duarte, quien gobernó Veracruz entre 2010 y 2016 era buscado por peculado, enriquecimiento ilícito, delitos electorales, delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita, y actualmente, tras ser extraditado se encuentra preso en el reclusorio Norte donde es procesado. En la misma lista de detenidos durante el peñismo se encuentra el exgobernador de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo (2011-2016), a quien el actual gobernador Carlos Joaquín González lo vincula con la venta ilegal de terrenos que eran patrimonio del Estado, por manejos irregulares de recursos públicos y corrupción. En la misma tesitura de Gobernadores detenidos, aunque éste
recuperó su libertad a las pocas horas gracias a un amparo, se encuentran el priista Rodrigo Medina, que gobernó Nuevo León, entre 2009 y 2015, y que pisó la cárcel el 26 de Enero
por unas horas. Es acusado de desvío de recursos. También ya fue detenido Eugenio Hernández (2005-2010), exgobernador de Tamaulipas que era buscado por la DEA
desde el 18 de junio de 2015 y aprehendido hace unos días por el Gobierno tamaulipeco acusado de venta de patrimonio del Estado y otros actos de corrupción. Otro que enfrenta
graves acusaciones es el ex Gobernador de Chihuahua (2010-2016), César Duarte quien se encuentra prófugo, y a quien el actual mandatario, Javier Corral lo dio como fugado
de la justicia desde el 29 de Marzo pasado, tras señalar que su antecesor está relacionado con delincuencia organizada para el enriquecimiento personal. De igual manera, el 10 de
julio de 2015 fue detenido Luis Armando Reynoso Femat, ex gobernador de Aguascalientes. Fue procesado por los delitos de ejercicio indebido del servicio público y peculado y sentenciado a seis años de prisión, pero obtuvo su libertad bajo fianza, y actualmente enfrenta su sentencia en libertad mientras se concluyen los recursos jurídicos promovidos
contra diversas determinaciones judiciales de procesos penales.

UN ESTUDIO de María Amparo Casar, presidenta de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) titulado “México: Anatomía de la Corrupción” presentado a finales de 2016, establece que entre 2000 y 2013, periodo en el que México tuvo 63 gobernadores, la prensa reportó 71 casos de corrupción por parte de 41 gobernadores. De esos, sólo 16 casos fueron investigados y únicamente cinco gobernadores fueron procesados y encontrados culpables”, y cabe señalar que entre 2000 y 2012 quienes gobernaron el País fueron los presidentes panistas Vicente Fox Quesada y Felipe Calderón Hinojosa quienes, por lo tanto, incurrieron en prácticas de omisión o complicidad. La propia Casar, cuando se le consultó si los actos de corrupción entre los gobernadores de aquel tiempo comenzaron en la primera
transición política, en el 2000, cuando el PAN obtuvo la presidencia, respondió: “Sí, ocurrió a partir del año 2000, aunque lo situamos mal, en realidad comenzó a partir de 1997, pero sí se pisó el acelerador en el año 2000. En 1997, con el presidente Zedillo, justo fue el año del primer gobierno sin la mayoría, y ahí empieza el crecimiento del dinero que se otorga a los Estados, se acelera de manera muy fuerte con Fox y luego sigue con Calderón.

ENTONCES, UNO se pregunta: ¿quiénes han sido los solapadores y cómplices de ex gobernadores corruptos: los Presidentes panistas o los priistas? Porque con Peña Nieto,
sean o no de su partido, están 10 ex Gobernadores en prisión, ocho del PRI, mientras que Vicente Fox permitió un crecimiento a ultranza de la corrupción, y la cifras no mienten: “entre 2000 y 2013 fue el periodo en el que México tuvo 63 gobernadores, y la prensa reportó 71 casos de corrupción por parte de 41 gobernadores. De esos, sólo 16 casos fueron investigados y únicamente cinco gobernadores fueron procesados y encontrados culpables”. Así de simple.

OPINA carjesus30@hotmail.com

*Esta es la opinión personal del columnista.