Países que celebran la festividad de los Reyes Magos

Con la llegada de los Reyes Magos se pone el broche final a las fiestas navideñas

5 enero 2018 | 9:27 hrs | 20 Minutos | Redacción

Esta noche llegan los Reyes Magos. Sus cabalgatas recorrerán durante la tarde las calles de prácticamente toodas las ciudades de México y España. Alcoy verá pasar la cabalgata más antigua (tiene más de 130 años); Igualada, la segunda en antiguedad; Santillana del Mar presumirá un año más de una representación conjunta del Auto Sacramental y Cabalgata; y Madrid y Barcelona tendrán las más lujosas y aparatosas.

Pero hay reyes de otro mundo; otros países también celebran la festividad de los Magos de Oriente. Como cuenta el blog de Halcón Viajes, esta tradición es muy similar en países como México, Uruguay, República Dominicana o Argentina.

En Puerto Rico la tradición dice que los más pequeños de la casa deben recoger pasto de patio y dejarlo junto a la carta en una caja por la noche para que los camellos se alimenten y cojan fuerzas. Los Reyes dejarán un regalo como agradecimiento.

En Perú los regalos no son parte de la tradición. El día 6 de enero se celebra lo que llaman la “Bajada de Reyes”. La familia se reúne para desmontar el belén que decoró sus casas durante las fiestas.

En Cuba
se conoce a esta festividad como la “Pascua de los Negros”. La celebración tiene lugar en las calles. Antiguamente, tras la colonización española, el 6 de enero se daba descanso a los esclavos que salían a las calles a bailar con sus tambores.

Y la rosca
Con la llegada de los Reyes Magos se pone el broche final a unas fiestas navideñas que, en la mesa, tienen un “postre” generalizado: el Roscón de Reyes. Los fabricantes industriales esperan registrar un aumento de sus ventas próximo al 5% este año, lo que haría que el consumo en España superase los 29 millones de unidades. Si se cruza el dato de la cantidad de roscón comercializada y el número de hogares en España, la media se sitúa por encima de 1,5 unidades.

Mientras, los artesanos pasteleros coinciden en reivindicar aún más su producto, que aseguran no tiene nada que ver con el de la creciente competencia de piezas elaboradas a partir de masa congelada industrial. Los artesanos esperan una buena campaña de roscones.