Padre guatemalteco ebrio atropella a su hijo con su bicicleta y muere

En un municipio de Guatemala, un sujeto ebrio atropelló con la bicicleta a su hijo de apenas un año y seis meses de edad, matándolo

Foto: @valvarez969
8 octubre 2019 | 7:51 hrs | López Dóriga Digital | Mundo

Guatemala.- Un padre guatemalteco ebrio arrolló con su bicicleta a su hijo pequeño, quien murió producto del incidente.

Medios locales indicaron que el hombre, padrastro del niño de 1 año y cinco meses, atropelló al pequeño en la zona 6 del municipio de Mixco, en un área conocida como Sacoj Chiquito.

El hombre, que no fue identificado, dijo sentirse triste por el suceso y entre lágrimas relató que no había visto a su hijo porque era de noche y que no había bebido mucho, “solo unos siete litros de cerveza”.

Foto: Especial

“Dios dice que aquí llegó el día de uno y ni modo que puedo hacer va. Yo sé que algún día me voy a arrepentir con Dios. En el cielo me veré con mi viejo”, aseguró el hombre sobre su pequeño, al que dijo que le quiere “mucho” y a quien le pidió que lo proteja.

Las imágenes compartidas en las redes sociales muestran al pequeño, en pijama, tendido sobre una camilla con su madre al lado llorando, mientras que la bicicleta, de color rojo, está tirada sobre el suelo.

Los Bomberos Municipales de Mixco acudieron al lugar de los hechos pero no pudieron hacer nada por salvar la vida del niño, quien murió por un “trauma de cráneo” al ser atropellado por el padrastro en “estado etílico”.

La Ley y Reglamento de Tránsito señala que si el conductor de un vehículo (también incluida la bicicleta) es interceptado mientras conduce en estado de ebriedad, la autoridad deberá realizar las pruebas y si son positivas deben consignar el transporte y poner al acusado a disposición de la Policía.

Foto: Especial

Las reformas a la Ley para el Fortalecimiento de la Seguridad Vial, aprobadas en 2016 y que entraron en vigencia un año después, señalan que un conductor en estado de ebriedad que cause “homicidio culposo” será sancionado con penas de 4 a 10 años de prisión.

Con información de EFE