Padre e hija, primera obra de 2018 en el Centro Recreativo Xalapeño

6 enero 2018 | 8:22 hrs | Ana Martina Ortiz León

Xalapa, Ver. Poco a poco se reanudan las actividades teatrales en la capital del Estado y una de las primeras de 2018 son las dos funciones que ofrecerá La Maleta Teatro de la obra Padre e hija o de cómo aprender a andar en bicicleta.

            En las pruebas de iluminación en el foro Guadalupe Balderas del Centro Recreativo Xalapeño encontré a Óscar Reyes Uscanga, director y autor de este montaje que obtuvo el Premio a Mejor Puesta en Escena y Premio a Mejor Actor en la categoría dirigida a estudiantes de la Licenciatura en Teatro de la Vigésimo Sexta edición del Festival de Teatro Universitario que se llevó a cabo en octubre de 2016.

Ahí, el aún estudiante de la Facultad de Teatro de la Universidad Veracruzana me comentó que el título de su ópera prima se debe a dos razones: “’Padre e Hija’ porque son los personajes principales de la historia. Y ‘O de cómo aprender a andar en bicicleta’ es una metáfora que alude a la vida y cómo Hija debe aprender a dejar ir”.

            El argumento, me reveló, surgió al observar que su hermana Jimena comenzó a cuestionarse el tema de la muerte cuando transitaba de la niñez a la adolescencia y percibió que ella sentía mucho miedo “y de repente me decía ‘no, no hables de la muerte, eso es malo’ y de hecho yo pasé la misma etapa. Recuerdo que no podía dormir por las noches y decía ‘es que si el techo me cae encima me puedo morir o si salgo a la calle me atropellan’, o sea era una especie de paranoia que tanto mi hermana como yo tuvimos en ese etapa”.

            Hoy como joven adulto y con algunas pérdidas sensibles su perspectiva acerca de la muerte ha cambiado. “No es algo malo sino un proceso natural que debemos aprender a superar, a enfrentar, a pasar al siguiente capítulo de nuestras vidas. Puede ser que la muerte sea un acto egoísta porque nunca dejas a la persona que se fue, pero esa persona tampoco está deseando irse, no es su voluntad”.

Gustavo Merino, Adalia Sarmiento e Isaely Guevara son los actores que interpretan a una hija que se pierde, un padre moribundo que busca una bicicleta y una madre que se internó en el mar.

“Hija escapa de casa en busca de su padre que se perdió buscando una bicicleta. Imposibilitados para seguir avanzando y con la ayuda de un palito mágico, Hija tendrá que descubrir los secretos que ocultan Papá y Mamá y regresar a casa antes de que Padre siga enfermando a causa de la vejez y sea demasiado tarde”, aclara la sinopsis con detalles.

La descompostura del palito mágico, el detonador de la historia, origina también que Padre e Hija queden varados en un campo seco y que en la convivencia obligada los personajes se cuestionen y resuelvan varias interrogantes: ¿Qué es lo que padre y madre esconden? ¿Por qué Padre quiere tanto una bicicleta? ¿Hija podrá regresar?

“Abordo aristas del afecto, las relaciones familiares, la importancia que le damos a otros. Siento que como el tema de la muerte es muy tocado en el teatro no es algo extraordinario, lo extraordinario es cuando lo tocas de esta manera y lo diriges al público infantil. Hay niños que sí captan la historia, pero otros no y se quedan con la historia o más bien con la metáfora porque nunca mencionamos el tema de la muerte directamente”.

Las funciones en el Foro Guadalupe Balderas del Centro Recreativo Xalapeño serán a las 19:30 horas de los días sábado 6 y domingo 7 de enero.