Organizaciones Colosistas “patito”

31 mayo 2018 | 23:19 hrs | Zaida Alicia Lladó castillo

POR LA VERDAD Y LA CONFIANZA

Apenas hace unos días surgió una nota en los medios nacionales y locales, donde una organización denominada “Agrupación Política Colosista” le otorgaba en la Cd. De México el apoyo a AMLO en su proyecto y, de inmediato surgieron las especulaciones haciendo creer que la Fundación Colosio AC, organismo especializado del PRI, se iba con este personaje. Nada más falso.
Incluso algunos medios lo manejaron tendenciosamente para confundir a la ciudadanía y por ello me llegaron a entrevistar para hacer las aclaraciones pertinentes.
Por ese motivo y para que no quede ninguna duda respecto a que la Fundación Colosio es un organismo ajeno a este grupo y a otros que existen, me motivó a escribir el presente artículo para aclarar, quién es quién, respecto a los grupos que llevan de alguna manera u otra, el nombre de Luis Donaldo Colosio Murrieta.
Empecemos por la propia “Agrupación Política Colosista”, dirigida por Cástulo Gil Nafarrete. Ésta tiene carácter de asociación civil, no está registrada como asociación política ante el INE y presume tener simpatizantes en los estados de: Baja California, Nayarit, Jalisco, Colima, Michoacán. Aguascalientes. Yucatán y Ciudad de México. La realidad es que en unos estados sus integrantes son muy pocos y en otros, definitivamente no existe.
Pero hay otras agrupaciones que podrían caer en la categoría de “patitto”. Son grupos locales que se abrogan el nombre de Colosio, como el denominado: “Partido Republicano Colosita” (PRC), agrupación que no tiene reconocimiento oficial y que su origen es un grupo de resistencia del estado de Tlaxcala que lo encabeza Gonzalo Navor Lanche y los hermanos expetistas Jesús y Víctor Morales Acoltzin. Su operatividad se circunscribe a Tlaxcala capital.
Igualmente la agrupación llamada: “Pueblo Republicano Colosista” (que supuestamente existe desde 1994) con sede en la Ciudad de México. En 2011 el INE le aprobó el reconocimiento como agrupación política nacional, pero revisando el directorio de asociaciones políticas del INE, aunque declara tener representación en los estados de Chiapas, Cd. de México, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, EDOMEX, Morelos, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Tlaxcala, Veracruz, la realidad es que opera en la ciudad de México y de manera muy acotada en algunos estados como Guerrero, Oaxaca e Hidalgo.
Y seguramente existen muchas más, sin reconocimiento oficial, que se limitan a lo local, por lo que a manera de aclaración válida, sirva la presente para definir que dichas agrupaciones no tienen nada que ver con la Fundación Colosio AC, ni con sus filiales estatales.
La Fundación Colosio como ya lo he mencionado en otros artículos y es lo que marca la diferencia con otras, es que nace en 1990 como un proyecto ideado por el propio Luis Donaldo Colosio Murrieta cuando era éste Presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI y lo aprueba en su XIV Asamblea Nacional, dándole el carácter de instancia de difusión y formación ideológica del PRI y de preparación para el debate de ideas y de rescate de los valores y la ética política, así como también, para la elaboración de las propuestas de los candidatos del PRI que se registran ante el organismo electoral.
Su primer nombre fue: “Cambio XXI Fundación Mexicana”, como consta en su acta constitutiva del 28 de Febrero de 1991. Posteriormente, a la muerte de Luis Donaldo en 1994, se le agregó al título anterior, el nombre de Luis Donaldo, quedando como; “Fundación Mexicana Cambio XXI, Luis Donaldo Colosio” contando con la anuencia de su viuda Diana Laura Rioja. Ya para 1996 se cambia nuevamente el nombre para quedar tal y como la conocemos hoy: Fundación Colosio AC., contando con las representaciones de las filiales en las entidades de la República.
En resumen, el gran mérito de la Fundación Colosio AC, es que ésta fue creada por el propio Luis Donaldo. Como así él lo asentara:
“Precisamente porque el Partido Revolucionario Institucional quiere una política de calidad, es que concibió el proyecto de una Fundación dedicada a la investigación económica, social y política; al análisis de las distintas dinámicas de transformación del país, de los nuevos movimientos y los nuevos actores. Una institución dedicada a pensar el futuro; una institución que promueva la crítica y la autocrítica. Una nueva cultura política, el diálogo y la discusión de las alternativas” (Luis Donaldo Colosio Murrieta 1991)
Luego entonces, no deseo demeritar la importancia de otras agrupaciones que llevan su nombre, pero de lo que si estoy cierta es que si Luis Donaldo viviera, se infartaría de solo saber que una agrupación que se dice Colosista, le diera su respaldo a un líder de un partido de visión extrema radical.
Porque Luis Donaldo era partidario de la acción popular pero no del populismo y seguramente habría rechazado que su nombre se ligara a un candidato que no tiene valores y menos convicción ideológica, como lo es López Obrador.
Por lo tanto, la Fundación Colosio AC, tiene su función, visión y misión muy claras en sus estatutos propios y del partido al que pertenece y desde luego mucho depende de quien la encabece para poder conservar y dignificar la visión de Luis Donaldo, y el papel que le toca desempeñar dentro del PRI y en la política nacional. Por eso siempre será un gran orgullo poder representarla y dar cumplimiento a esa noble labor dentro o fuera de los procesos electorales.
Gracias y hasta la próxima.

*Esta es opinión personal del columnista