Olvidan limpiar arroyos en Poza Rica

El programa de saneamiento quedó en un simple anhelo, ya que antes deben concluirse algunas obras

La mayoría de afluentes en este municipio desprenden olores fétidos. Foto: Noreste.
25 abril 2017 | 10:11 hrs | Édgar Escamilla

Poza Rica, Ver.- Al menos en lo que resta de la actual administración municipal, no será posible ejecutar el programa de recuperación de los arroyos en virtud de que nunca fue concluida la planta tratadora de aguas residuales y la red de colectores sanitarios se encuentra deteriorada ante la falta de uso.

De acuerdo con Diego Torres Hoyos, secretario de Desarrollo Sustentable, el programa requiere de la terminación de la obra inconclusa, la reparación de la obra de colectores -afectados por la falta de uso-, la ampliación de la obra -producto del crecimiento de la mancha urbana-, así como la conexión de los drenajes a los colectores y las interconexiones de las descargas domiciliarias.

Pese a los intentos, aún cuentan con gran cantidad de desechos. Foto: Noreste.
Pese a los intentos, aún cuentan con gran cantidad de desechos. Foto: Noreste.

Sin embargo, la planta de tratamiento se quedó al cincuenta por ciento; esto obstaculizó el desarrollo del resto del proyecto, en virtud de que las dependencias que pudieran apoyarlo, primero solicitan que la planta se encuentre terminada.

Una vez concluida, se podría conectar la red de colectores, y lo siguiente serían las descargas domiciliarias, lo que permitiría que Poza Rica dejara de contaminar sus arroyos.

Desde botellas hasta bolsas de plásticos se pueden apreciar en estos. Foto: Noreste.
Desde botellas hasta bolsas de plásticos se pueden apreciar en estos. Foto: Noreste.

De acuerdo con el Plan de Acción Climática municipal, realizado por Armando Kirsch Ramos durante la pasada administración, los arroyos aceptarían solamente descargas domiciliarias de las familias asentadas a las márgenes de los arroyos sin contaminarlos, por lo cual es urgente se conecten la mayoría de los drenajes y se redirijan a la planta de tratamiento.

Torres Hoyos enfatizó que una vez concluida la planta, se pueden gestionar recursos para que cada familia que siga arrojando sus desechos al arroyo, cuente con un biodigestor.