Obrero fallece instantáneamente tras ser cubierto por alud de tierra

Presentó estallamiento de vísceras y fractura de quijada
2 febrero 2015 | 7:55 hrs | Ángel de Jesús | Nota Roja


ÁLAMO TEMAPACHE, VER.-  Desafortunadamente ayer domingo en la localidad Potrero del Llano II, se hizo presente un trágico suceso, donde encontró la muerte Edgardo Hernández Anastasio, cuando en compañía de cinco obreros realizaban labores de introducción de drenaje, fue entonces cuando de forma repentina y debido a múltiples factores, la tierra cayó y cubrió el cuerpo del hoy occiso llevándolo a fallecer instantáneamente.

Las personas que con el joven laboraban lograron salir a tiempo de esa zanja marcada con una profundidad de 4 metros; la presión de la gran cantidad de tierra provocó que el acaecido de 34 años falleciera inmediatamente debido a asfixia, estallamiento de vísceras y fractura de quijada.

Cabe citar que tras lo ocurrido, ayer al mediodía se requirió del trabajo de una máquina retroexcavadora para sacar la cantidad de tierra y por fin visualizar los restos del obrero, las maniobras se dieron por más de una hora también con apoyo de elementos de Protección Civil, Policía Municipal y solidarios vecinos.

En el lugar también se encontraba el encargado de la obra, quien se identificó con el nombre de Rubén Antonio Tolentino de 54 años, con domicilio en calle C. Tello número 13 en el sector habitacional 25 de Abril de esta ciudad.

Esta persona citó que la desgracia seguramente ocurrió por la vibración imperante, humedad y el terreno falso.

Bajo la responsabilidad que le resulte, dicho mencionado tendría que rendir su declaración correspondiente. La tragedia pudo ser mayor, pues como se precisa otros trabajadores también se encontraban dentro del pronunciado hoyanco, pero afortunadamente lograron salir a tiempo poniendo a salvo su integridad física.

Como se recordara ya antes otro obrero de nombre Pedro Hernández Antonia de 26 años y con domicilio en la colonia Loma Bonita, murió en similares circunstancias, lo cual evidencia que desafortunadamente son muchos los trabajadores del ramo de la construcción que laboran sin medidas básicas de protección.

Al sitio llegó la ama de casa Graciela Ferral Vázquez de 17 años, vecina de Potrero del Llano  II, quien citó a las autoridades que el occiso se trataba de su compañero sentimental, mismo que había salido a laborar desde temprana hora para llevar el sustento familiar. Autoridades correspondientes tomaron conocimiento de la inesperada muerte.

 

.