Nuevo ombudsman veracruzano

18 diciembre 2015 | 13:24 hrs |

No sé si ya está ratificado a priori –entiéndase palomeado desde palacio- o van a designar a uno nuevo.

Lo que si sé es que el ombudsman veracruzano que esté al frente de ese organismo, no debe ser quien reciba instrucciones para que le digan a que dependencias NO DEBEN SANCIONAR POR IMAGEN.

Ese que solo pretenda difundir, corrijo, medio difundir, el conocimiento de los derechos humanos en el estado no debe estar al frente de tan importante organismo.

Esa labor creo que quien haga eso, como abogado y como persona, debería darle vergüenza.

Quien esté al frente debe estar comprometido con los derechos humanos, debe estar comprometido con los veracruzanos, debe estar comprometido con el párrafo tercero del artículo primero de la Carta Magna.

Debe conocer los cuatro principios rectores que enumera ese párrafo tercero.

Debe aplicar en la vida diaria de las dependencias esos cuatro principio: interdependencia, indivisibilidad, universalidad, y la mas importante a mi juicio, LA PROGRESIVIDAD.

Progresividad que obliga a respetar la Suprema Corte de Justicia de la Nación en una jurisprudencia que para tal fin creó.

Progresividad que está plasmada en el numeral 26 de la Convención Americana de Derechos Humanos, o mejor conocida como “Pacto de San José”.

Ese nuevo ombudsman debe hacer un recorrido por las fiscalías para que sepa y entienda que el nuevo sistema de justicia penal está siendo mal aplicado, tanto violentando los derechos de las víctimas como fallando al derecho penal garantista.

Ese nuevo ombudsman debe aplicar a carta plena el artículo 20 Constitucional y pedir u ofrecer a las víctimas o procesados cuando se hayan violentado abruptamente los derechos humanos, sin intervenir mas allá, solo cuando se analice la posible violación de esos derechos.

No desde la oficina, no desde palacio de gobierno se deben o no resolver las quejas que presentan los veracruzanos.

En este momento nadie, o por lo menos, un gran número de veracruzanos, o de abogados creemos en el trabajo de la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

Es un área que debe ser vigilante permanente de las autoridades, y debe estar vigente casi todos los días en el quehacer de las dependencias.

No ser un área pasiva, con un nivel ínfimo, casi nulo de participación en la vida estructural de Veracruz.

Ese nuevo ombudsman debe saber y conocer que el poder judicial federal ya declaró PRESCRIPTIBLES algunos delitos considerados graves, que antes no lo eran, y con eso debe dar un recorrido por los pasillos de las fiscalías, o por los pasillos de los juzgados para saber y empezar a promover o ayudar a los familiares a hacer, las acciones legales que correspondan.

Ese nuevo ombudsman debe saber los juicios orales en Veracruz, están fallando, están violentando el artículo 20 Constitucional.

Yo tengo una sentencia emitida por un juez de juicio, oral, porque –hasta aquí llegó la austeridad- por falta de presupuesto del tribunal superior de justicia, solo hay un juez de juicio oral, lo ideal hubieran sido tres. Siguen violentando y aplicando no mal, pésimo el artículo 20.

Desconociendo las bases del nuevo sistema de justicia adversarial.

Y lo peor peor, esto me sonó como el homo sapiens, que era primero, y después, se transformó en homo sapiens sapiens el hombre que sabe que sabe, que los magistrados del estado que están resolviendo los recursos aplican los mismos yerros.

La justicia penal oral está mal aplicada en el Estado. Nadie sabe nadie conoce los términos, y lo peor, nadie dice nada.

Vamos, ni el garante de los derechos humanos en el estado.

De este tamaño debe ser el compromiso del nuevo ombudsman, de la estatura de un gran garante de un tema de moda, actual, vigente, los derechos humanos.
A mi juicio esas son la características del nuevo ombudsman veracruzano, para que cuando menos, los veracruzanos sepan que todavía tienen una leve esperanza de que se les aplique justicia.

Pero estamos jodidos, si ni la fiscalía cumple –por ignorancia o por apatía- con lo mandado por el artículo 116, último párrafo de la Carta Magna; si ni los jueces ni magistrados del estado cumplen con lo establecido en el numeral 20 y en otras disposiciones legales que contienen derechos humanos; recordémosle al nuevo ombudsman que México tiene firmados mas de 100 Tratados de Internacionales.

En fin, hay mucho que hacer por los derechos humanos en Veracruz.

Y con eso tiene que estar comprometido el nuevo ombudsman