Noruega solo utilizará aviones eléctricos en sus rutas

El país escandinavo planea ser el primero que se sustente únicamente en energías renovables para 2050

13 marzo 2018 | 9:56 hrs | Energía solar al día

El país escandinavo planea ser el primero que se sustente únicamente en energías renovables para 2050 y el cambio en los transportes ya es un hecho.

Hablar de energía limpia es hablar de Noruega. El país escandinavo, potencia en el ámbito de la energía hidráulica, ha dado pasos de gigante en la implantación de sistemas renovables y en las próximas décadas esperan alcanzar cotas mayores: si todo sigue lo estimado se convertirá en el primer país del mundo únicamente sustentado en electricidad en el año 2050.

El Gobierno señala que para 2030 todos los coches serán eléctricos en una muestra más de la importancia de reducir a cero las emisiones contaminantes de los medios de transporte. En esta misma línea, el aeropuerto de Oslo ya se convirtió en 2017 en el único en hacer uso de bio fuel en todos los aviones de las aerolíneas que pasen por sus instalaciones.

Los aviones, medio de transporte más utilizado, son precisamente uno de los quebraderos de cabeza a la hora de reducir la contaminación, y en Noruega bien lo saben. Por ello, tras un informe publicado en 2017, el Gobierno ha dado el visto bueno para conseguir que todos los aviones que operen dentro de sus fronteras sean completamente eléctricos de aquí a 2040.

“Pensamos que todos los vuelos que duren hasta 1,5 horas pueden ser operados en aeronaves completamente eléctricas”, explica Dag Falk-Petersen, presidente de empresa estatal Avinor, que opera la mayoría de los aeropuertos civiles de Noruega.

El proceso será lógicamente gradual. “Primero se implementarán los cambios en la red de vuelos de menor duración posible y después se extenderán al tráfico aéreo de grandes longitudes”, explica Falk-Petersen a la televisión nacional NKR.

La elección del ‘verde’ lleva consigo una consecuencia a mayores que gustará al bolsillo de los viajeros. Y es que según Avinor, el adiós al combustible permitirá reducir el precio de los billetes de avión.

Noruega se afianza de este modo como pionero de la energía limpia en una industria en la que grandes compañías como Airbus, Boeing, y Siemens también sopesan dar el salto al avión eléctrico: consideran que los vuelos cortos con un máximo de 70 pasajeros serán viables en la próxima década.

Asimismo, EasyJet ya está trabajando codo con codo con la startup americana Wright Electric para llevar a buen puerto la tecnología eléctrica del aire.