Nombran “Policía Honorario” a joven con capacidades diferentes

Nacido en el estado de Veracruz, hoy el chico cuenta la historia de su agradecimiento hacia la corporación policiaca que ahora le reconoce su calidad ciudadana

Foto: Agencia NTX
18 diciembre 2016 | 17:05 hrs | Agencia NTX

México.- Para Laurentino Grijalva todo es posible. Con solo su brazo derecho y actitud de superación, logró ser nombrado “Policía Honorario” en la Policía Federal de la Coordinación Estatal de Jalisco.

Nacido en el estado de Veracruz, hoy el chico de 25 años de edad cuenta la historia de su admiración, cariño y agradecimiento hacia la corporación policiaca que ahora le reconoce su calidad ciudadana y actitud ejemplar.

Ante 122 elementos de la PFP de Jalisco, Laurentino contó que hace algún tiempo, en un día de trabajo, cuando se trasladaba por carretera de Veracruz a Puebla, a bordo de su camioneta adaptada a sus necesidades, al vehículo le reventó un neumático.

Laurentino se bajó para revisar lo sucedido, pero al ver que necesitaba ayuda, por más que alzaba su brazo para pedir auxilio, nadie se detenía.

Después de 15 o 20 minutos reviró una patrulla de la Policía Federal Preventiva, cuyos ocupantes le ayudaron a cambiar su llanta y le permitieron continuar su camino.

“Desde entonces le tengo un especial cariño y agradecimiento a la Policía Federal”, relató Laurentino ante los federales que lo escucharon con admiración, asombro y que se quedaron con la enseñanza del “si yo puedo, tú puedes”.

Laurentino fue buscado en el país por el comisario Joaquín Rodríguez Juárez, después de que le llegara a su teléfono celular el video de un día en la vida de Laurentino, el asombro por la actitud de lucha del joven le hizo pensar que sería él un digno miembro destacado de la PFP.

En su búsqueda, el comisario relata ante Notimex, que supo que nació en Veracruz, aunque lo encontró en el estado de Puebla, donde ahora radica y día con día Laurentino lucha con situaciones para todos cotidianas y para él un reto a vencer.

Hizo contacto telefónico con Laurentino para invitarlo a la corporación de Jalisco a recibir la distinción de “Policía Honorario”. Laurentino sin cortapisas aceptó.

Las lecciones de vida empezaron desde ese momento; por parte de la PFP le ofrecieron una silla de ruedas que lo ayudaría a desplazarse, pero Laurentino respondió: “muchas gracias, pero yo voy a Jalisco a hacer nuevos amigos”.

Cuando Laurentino se acercó a la corporación se dieron cuenta de que no sólo podría ser miembro honorario, sino que por sus habilidades en desarrollo en sistemas cibernéticos le abrieron la puerta y lo invitaron a trabajar con ellos.

Sin embargo, Laurentino está hoy convencido de que su misión es aún impulsar la actitud de mucha gente a través de conferencias motivacionales que ofrece en el país.

Laurentino logró su propósito. Hizo nuevos amigos, el comisario Joaquín Rodríguez cuenta cómo después del nombramiento, entre los policías federales solo se habla de Laurentino como ejemplo a seguir y esperan que en algún momento él se decida a trabajar al lado de ellos.

Porque dice el comisario Rodríguez “hay que compartir esa dinámica de vida, porque se puede transferir al servicio público, porque debemos de ser gente comprometida con un desarrollo y que la premisa sea heredar mejores condiciones de vida a nuestras familias, a los mexicanos, a nuestros hijos”.

Para los miembros de la PFP en Jalisco, Laurentino aportó un sentido de compromiso; el agradecimiento con la vida con sólo ver el día a día y la voluntad de hacer las cosas que complementa el objetivo de la Policía Federal de proteger y servir a la comunidad.