¿No puedes tener sexo sin fantasear con otra persona?

Muchas parejas que han pasado por crisis, falta de apetito sexual y problemas emocionales, han practicado la alorgasmia con resultados favorecedores

6 febrero 2019 | 21:25 hrs | Agencias | Picante y Sexy

México.- En términos de sexualidad existe algo que se llama alorgasmia. ¿Te has preguntado por qué no puedes tener sexo sin fantasear con otra persona? Es decir, aquella práctica sexual que se apodera de tu imaginación. La persona necesita pensar en alguien más para poder llegar al nivel de excitación.

Los expertos no lo considera una enfermedad mental. Siempre y cuando no se convierta en adicción. De hecho, aseguran que el hecho de pensar en alguien más no tiene nada que ver con el amor que se siente por la pareja. Inclusive podría prestarse para salir de la rutina y encender la llama. Lo cierto es que si la pareja no está consciente de sus preferencias, sí puede provocar la separación.

Foto: Web.

Es muy común que los pacientes que disfrutan de la alorgasmia, imaginen que realizan posiciones sexuales con personas famosas, compañeros de trabajo e incluso personas que ellos crean en su mente.

Hay de dos, la relación se consolida o empiezan los problemas. Pues no todos tienen la capacidad de aceptar que mientras están cuerpo a cuerpo, él esté viendo a alguien más. De ahí, que a veces hasta digan su nombre.

Es decir, para estar con alguien alorgásmico hay que tener la madurez y mente abierta. De lo contrario, las relaciones sexuales se volverán un calvario. Pese a que no muchos hablan del tema, cada vez es más frecuente.

Foto: Web.

¿HAS FANTASEADO CON OTRA PERSONA?

Carolina Schwengel, experta en sexualidad, asegura que muchas parejas que han pasado por crisis, falta de apetito sexual y problemas emocionales, han practicado la alorgasmia con resultados favorecedores. Esto, porque aumenta el deseo sexual.

En fin, no hay porque experimentar culpa, se trata de algo meramente mental. Una fantasía no hace daño a nadie, siempre y cuando, la pareja se sienta cómoda y no se conviertan en realidad.